Motor, competición y nuevos lanzamientos

Oficial: nuevo Mercedes CLS, estilo y dinamismo desde Los Ángeles

0

Durante estos últimos meses hemos seguido muy de cerca el desarrollo y puesta en escena del que se cataloga como la tercera generación del Mercedes CLS. Trece años han pasado desde que la marca de la estrella pusiese en el mercado un concepto radical -por entonces- y muy dinámico de lo que por entonces era la berlina tradicional, y trece años han sido suficientes para que, con una generación de por medio, el nuevo Mercedes CLS se encuentre con sus órigenes.

El diseño es rompedor, atrevido y dinámico. Mercedes-Benz ha sabido aplacar a todos aquellos que buscaban un CLS con más personalidad, más garra. Aunque la plataforma y la gama de motorizaciones es prácticamente idéntica al Clase E, el diseño, habitáculo y empaque son totalmente diferentes. El CLS marca un punto de originalidad plena en la casa alemana, y da como resultado final un proyecto muy atractivo que no va a pasar desapercibido.

A la venta en marzo del próximo año 2018 -coincidiendo con el debut europeo en el Salón del Automóvil de Ginebra-, el nuevo Mercedes CLS contará con una gama de motorizaciones de dos gasolina y un diésel. Este último, será el CLS 350d de 286 caballos, mientras que los gasolina se dividen en el CLS 400 y el CLS 450, con 350 y 367 caballos, respectivamente. Todas las versiones cuentan con tracción total 4MATIC, transmisión automática y motores de 6 cilindros en línea. Como apunte interesante, el CLS 450 aboga por un sistema eléctrico de 48 voltios denominado EQ Boost que añade más de 20 caballos y 250 nm de par motor extras para determinados momentos.

Con 520 litros de capacidad en el maletero, el nuevo Mercedes CLS crece en todos los aspectos y ofrece tres guisas diferentes de suspensión, incluyendo el famoso “AIR BODY CONTROL” de Mercedes-Benz que incluye muelles neumáticos. La otra opción disponible, además de la estándar, aporta amortiguación delantera controlada de manera electrónica. Todo ello va de la mano de tres modos de conducción diferentes (Confort, Sport y Sport+) que además de modificar el funcionamiento de la suspensión, modifica también otros parámetros de la dirección y respuesta del motor, en función de lo elegido.

Mercedes CLS 2018

 

Si te interesa esta noticia...