Motor, competición y nuevos lanzamientos

Otra historia surrealista, esta vez con un Saleen Mustang y un Stuntman

0

Saleen MustangSi ayer comentábamos lo surrealista que era la historia del hombre que se ahogaba con su sandwich y cómo el cinturón le salvó la vida, hoy leemos la impresionante historia que parece sacada de una película y que tiene como protagonistas a un Stuntman y su Saleen Mustang negro.

Chris Wilks iba conduciendo su flamanete Saleen Mustang del ’99 de color negro cuando una camioneta se puso a su altura, algo que no incomodó a Chris, pero cuando llegaron a un semáforo en rojo el acompañante de la camioneta empezó a dispararle, por lo que Chris no tardó en acelerar y tratar de desaparecer, puesto que querían matarlo para robarle el coche.

Unos minutos más tarde, la camioneta lo volvió a alcanzar y le empezaron a disparar de nuevo, momento entonces en el que el Stuntman tuvo que poner en práctica todo lo que habría aprendido para correr lo más rápido que pudo y así fue, pudo llamar al 911 y entonces, una vez viendo que los dos ladrones huían, los persiguió.

Cuando circulaban a más de 160km/h por la autopista, el conductor de la camioneta perdió el control y se salió de la vía, pudiendo ser detenidos ambos. En la camioneta se encontró una pistola del calibre .45 y el conductor no tenía más de 19 años. Por lo pronto, Chris ya ha puesto a la venta su Mustang, o eso parece…

Sin duda un caso donde la velocidad y la potencia le salvaron la vida.

Vía: Autoblog

Si te interesa esta noticia...