Motor, competición y nuevos lanzamientos

Paul Walker iba a 151 km/h cuando sucedió el accidente: Exceso de velocidad fue la causa

0

Poco a poco continuamos conociendo algunos de los aspectos cruciales sobre el accidente en el que fallecieron Roger Rodas y el actor Paul Walker. Aunque inicialmente algunos apuntaban de forma preliminar a que dicho accidente se había producido por un fallo mecánico, las investigaciones en curso desmienten esa teoría y apuntan a un exceso de velocidad.

Según se ha podido extraer de las investigaciones, el Porsche Carrera GT que iba conduciendo Roger Rodas, en el momento del accidente iba circulando a una velocidad que oscilaría entre los 130 y 151 Km/h, mientras que la velocidad máxima de la vía era de 72 km/h.

El mantenimiento del coche no era el más adecuado

Fue en ese momento cuando perdió el control y se estampó contra el árbol y el poste eléctrico, tal y como terminan las investigaciones realizadas por el California Highway Patrol, el departamento del sherif y además haber contado con la colaboración del fabricante de neumáticos Michelin así como con Porsche para la investigación.  Una de las causas que también se achacan al suceso, aunque en mucha menor medida, es la antigüedad de los neumáticos montados vehículo, dado que tres de las ruedas del coche tenían 9 años de antigüedad, siendo más que probable que fueran las que traía de fábrica el coche, y duplicando prácticamente el ciclo de vida máximo recomendado de las mismas. Es decir, que posiblemente con unos neumáticos en mejor estado hubiera sido posible evitar el suceso, o, por lo menos, minimizar los daños.

Así mismo, se determinaron también las conclusiones de otros factores relacionados con el accidente. No se encontraron restos de alcohol ni drogas en los cuerpos de Paul ni Roger, y además, los airbags funcionaron correctamente y ambos ocupantes llevaban puestos los cinturones de seguridad.

Relacionado