Pere Navarro, el padre del carné por puntos, vuelve a ser el director de la DGT

0

La entrada de un nuevo gobierno -como la que acaba de suceder en nuestro país- siempre acarrea cambios en muchos cargos gubernamentales, siendo uno de ellos el de director de la DGT. Y lo cierto es que en este caso la sorpresa ha sido mayúscula, ya que vuelve al ruedo uno de los directores de la DGT más polémicos de las últimas décadas y que ya ostentó dicho cargo entre 2004 y 2012.

Su mandato no estuvo exento de polémica, siendo el impulsor del permiso de conducir por puntos (ya implantado por aquel entonces en otros países de la eurozona), algo que impactó de forma muy positiva sobre la reducción del número de muertos en carretera, y que unido a otras medidas en materia de seguridad vial, logró que en 2011 se bajara de la barrera de los 1.500 fallecidos por primera vez en 50 años.

También no es menos cierto que muchos achacaron esa reducción de la siniestralidad a la forma de computar los fallecidos por parte de la DGT, no contabilizando las muertes producidas en travesías al ser imputadas a la competencia municipal, así como fallecidos en determinadas condiciones de espacio-tiempo que finalmente no computaban como tal.

Otras medidas también muy polémicas -y con un impacto dudoso- fueron la reducción a 110 km/h en autopistas para ahorrar combustible o la limitación a 90 km/h en carreteras convencionales.

Entonces… ¿por qué han optado por rescatarlo ahora para ponerlo nuevamente capitaneando la DGT? el objetivo parece más que claro: desde 2016 el número de muertos en carretera rompió la tendencia bajista, volviendo a aumentar el número de los mismos, por tanto, su principal objetivo sería reducir esta cifra de muertos, reemplazando así a Gregorio Serrano que era quien hasta la fecha se encontraba al mando.

 

Si te interesa esta noticia...