Motor, competición y nuevos lanzamientos

¡La producción del Koenigsegg Regera se ha vendido por completo! 80 unidades fabricadas a mano

0

Las 80 unidades del Koenigsegg Regera ya tienen propietario, si bien, aquellos adinerados clientes que se hayan hecho con uno tendrán que tener ahora una paciencia encomiable para esperar a tener su unidad, ya que las previsiones son de tener una cadencia de producción de 20-25 unidades anuales, lo cual hace que las listas de espera puedan prolongarse más allá de 3 años.

¿Por qué esa cadencia de producción tan limitada? La explicación la encontramos precisamente en el proceso que sigue cada unidad hasta ser completada: se trata de un proceso artesanal en el que no se fabricarán más de dos unidades de manera simultánea en la cadena, y pese a todo, supone todo un récord productivo para la firma, ya que hasta la fecha ninguno de sus modelos ha tenido una tirada tan amplia aún por lo pequeña que pueda parecernos la cifra.

Mecánicamente, el Regera cuenta con un V8 biturbo que combina la tencología híbrida con un motor de combustión interna, al estar provisto también de tres motores eléctricos, uno de ellos en el cigüeñal (encargado de acoplar y desacoplar el motor térmico a las ruedas) y otros dos en cada rueda del eje trasero, con una potencia total de más de 1.500 CV y 2.000 Nm de par. Sólo los tres motores eléctricos son capaces de enviar 670 CV de potencia y están controlados por el sistema Koenigsegg Direct Drive (KDD), algo que les permite prescindir de la caja de cambios, algo que se logra con un complejo sistema de gestión que juega con los regímenes óptimos de cada uno de los cuatro motores.

Como resultado, el Regera nos ofrece unas prestaciones de infarto como bien dejan patente su 0-100 km/h en 2,8 segundos o el 0-400 km/h en tan sólo 20 segundos. Eso sí, cada uno de ellos ha tenido que desembolsar 1,8 millones de euros…

Si te interesa esta noticia...