Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Audi A5 3.0 TDI V6 204 CV Multitronic (diseño, habitáculo, mecánica)

0

Esta semana concatenamos dos pruebas dentro de una de las grandes alemanas premium, pero en esta ocasión, lo hacemos con un modelo de planteamiento muy diferente al anterior modelo probado (el Audi Q5). Entrando ya a nuestra prueba, te adelantamos que volvemos a ponernos a los mandos de un A5 que curiosamente, muestra una configuración mecánica idéntica a la que ya pudimos probar en el A5 Cabrio, pero en esta ocasión, sobre la carrocería Coupé, más versátil y sobre todo… discreta.

De la misma forma, si leíste aquella prueba, podrás observar también que la dotación es algo inferior (aquella unidad de A5 Cabrio estaba muy bien equipada), en esta ocasión, se recurre a elementos de equipamiento más racionales que no hagan encarecer tanto el precio final, prescindiendo de otros más atípicos.

Diseño

Prueba: Audi A5 3.0 V6 204 CV Multitronic (diseño, habitáculo, mecánica) 1

Sorprende lo bien que ha pasado el tiempo por la piel del Audi A5. Aunque hablamos de un modelo lanzado en 2007, a día de hoy sigue mostrando un aspecto pintón, imponente y representativo. En el lavado de cara realizado coincidiendo con su ciclo medio de vida, su aspecto varió ligeramente, pero manteniendo un estilo muy similar al ya conocido.

Con nuestra motorización, el modelo equipa de serie unas llantas de aleación de 17 pulgadas, claramente insuficientes para el tamaño del modelo y de los pasos de rueda. Nuestra unidad equipaba unas llantas de 19 pulgadas en 8,5 de ancho opcionales de cinco brazos en Y, que son de las que mejor le quedan al modelo entre la gama de opcionales disponibles. Pero también es cierto que su precio resulta bastante elevado: 2.130 euros.

Cabe destacar otro aspecto icónico de esta motorización (y otras superiores): las salidas de escape de la zaga, ubicadas una a cada lado, mientras que en otras motorizaciones inferiores, son dobles, pero unidas en el lado izquierdo.

Prueba: Audi A5 3.0 V6 204 CV Multitronic (diseño, habitáculo, mecánica) 6

Habitáculo

Cuando nos subimos al habitáculo del A5, lo primero que nos sorprende es tanto la calidad de los materiales empleados como los ajustes. En esta ocasión, la unidad probada apostaba también por la misma tapicería del A5 Cabrio, con un cuero de color claro, una opción que le da vistosidad al habitáculo sin ser nada especialmente llamativo. Aunque ciertamente, resulta una de las tapicerías que mayor esfuerzo cuesta mantener en buenas condiciones visuales.

Nuestra unidad contaba con el paquete Confort, cuyo coste es de 3.065 euros y añade el paquete portabojetos, asientos delanteros con ajuste eléctrico, apoyo lumbar de cuatro posiciones y acabado en cuero Milano. Los asientos además resultan muy ergonómicos y es fácil encontrar una posición de conducción adecuada con ellos, gracias a los numerosos ajustes con los que cuentan.

Prueba: Audi A5 3.0 V6 204 CV Multitronic (diseño, habitáculo, mecánica) 5

Tal y como ocurre en la mayoría de coupés, el espacio disponible para los ocupantes de las plazas posteriores es bastante limitado, por lo que si vamos a realizar desplazamientos de larga distancia con ocupantes detrás, tendremos que sacrificar comodidad en las plazas delanteras desplazando unos centímetros hacia adelante los asientos.

También nos ha gustado mucho los múltiples huecos para dejar objetos que encontramos en su habitáculo. Además de los habituales en las puertas delanteras, encontramos delante del selector del cambio una tapa que haría las funciones de cenicero en caso de que seamos fumadores acompañada de una toma de 12 voltios. En la consola central, existe un hueco donde podemos dejar nuestro móvil en vertical junto con algunos papeles, además de algunos papeles. Tenemos también el hueco que suma la guantera del reposabrazos, y los posavasos con los que cuentan en la parte inferior de los mismos. Además, en el reposabrazos correspondiente a los asientos traseros, además, existe un pequeño compartimento que es donde va almacenado el botiquín de primeros auxilios, con el espacio muy bien aprovechado. Este reposabrazos cuenta también con un soporte adicional para dos vasos más.

Prueba: Audi A5 3.0 V6 204 CV Multitronic (diseño, habitáculo, mecánica) 4

Hay que recalcar también, que la guantera también va tapizada por dentro con un material antideslizante. Y también cuenta con cierre por llave, aunque es opcional y forma parte del paquete Confort.

Mecánica

Tal y como te hemos comentado en la introducción, nuestra unidad apostaba por una configuración mecánica enfocada a ser rutera y además con un consumo contenido. Equipa el 3.0 TDI de 204 CV, que va asociado exclusivamente al cambio Multitronic y a la tracción delantera. En la anterior prueba del A5 Cabrio, enfocamos este apartado más hacia la diferencia entre las cajas de cambio disponibles, y debido que en esta ocasión hemos probado una configuración mecánica muy similar, y para no ser repetitivos, vamos a centrarnos más en las diferencias respecto al 2.0 TDI que es su homólogo diésel más cercano.

Prueba: Audi A5 3.0 V6 204 CV Multitronic (diseño, habitáculo, mecánica) 7

Sin embargo, dentro de un marco muy similar de precios, nos encontramos un amplio abanico de configuraciones en función de nuestras necesidades, especialmente con el 2.0 TDI con el apellido Clean Diesel y 190 CV de potencia. Este propulsor, frente al 3.0 TDI V6 de nuestra unidad, muestra un funcionamiento más tosco y menos refinado por el menor número de cilindros, pero por contra, ofrece un menor coste de mantenimiento y una mayor eficiencia.

Lo más interesante es que el 2.0 TDI se ofrece ya sea con caja manual de 6 velocidades + tracción Quattro, caja de cambios manual de 6 velocidades + tracción delantera, caja Multitronic + tracción delantera y caja S-Tronic de doble embrague + tracción Quattro. Por su parte, la oferta en el 3.0 TDI de 204 CV es ligeramente más limitada, encontramos una combinación de caja manual de 6 velocidades con tracción delantera y caja Multitronic con tracción delantera (nuestra unidad). Si queremos optar por un mayor abanico de posibilidades dentro de los 6 cilindros, tendremos que dar el salto a la variante de 245 CV, cuyo coste se encarece considerablemente.

Ciñéndonos únicamente al aspecto mecánico, posiblemente te interese saber si los 4.000 euros de diferencia entre uno y otro -más caro el V6- compensan y cuáles son las principales diferencias, siempre centrándonos en el apartado mecánico.

El V6 de 3 litros cuenta con 204 CV con un par de 400 Nm entre las 1.250 y 3.500 vueltas. Realiza el 0-100 km/h en 7,6 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 244 km/h. Pero vamos a lo realmente interesante: el consumo. En ciclo mixto, homologa 4,3l/100 km con unas emisiones de 133 g/km.

Ahora veamos el 2 litros TDI con el mismo cambio. Nos encontramos que con sus 190 CV, nos ofrece el mismo par motor (400 Nm), disponible entre las 1.750 y 3.000 vueltas. Prestacionalmente, muestra unas cifras ligeramente peores, con un 0-100 Km/h en 7,8 segundos (0,2 décimas más) y una velocidad máxima de 230 Km/h (-14 km/h menos). En su consumo es donde naturalmente encontramos las principales diferencias, puesto que el 2.0 TDI rebaja 0,9 litros su consumo en ciclo urbano, mientras que en el ciclo medio la diferencia es casi inapreciable, al homologar 4,1l/100 km (4,3l/100 km el V6).

Curiosamente, llama la atención un dato. Contra todo pronóstico, la variante con el 2.0 TDI 190 CV Multitronic es más pesada, computando 1.635 kg en vacío, mientras que el peso del 3.0 V6 TDI es de 1.615 kg en báscula.

En resumen, como puedes ver, aunque existen unas diferencias de consumo entre ambas configuraciones, no son especialmente sustanciales, de la misma forma que tampoco lo son las prestacionales. Por tanto, la elección de uno u otro dependerá de nuestro presupuesto, en cómo queramos gastarlo y la importancia que demos al refinamiento y confort en marcha.

Relacionado