Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Honda CR-Z GT Plus (parte 1)

2

Con el Honda CR-Z la marca coreana japonesa nos prometió una remodelación de ese mítico CRX VTi que, de ser un poquito amante de los históricos, seguro conocerás y que se comercializó en todo el planeta entre finales de los 80 y principios de los años 90, un vehículo que vio la luz en forma de concept a principios de 2007 y del que hemos tenido que esperar hasta ahora para ver una versión definitiva

Debido a esto estamos ante un vehículo de dimensiones muy contenidas, concretamente un 2 + 2 que, como suele ocurrir es más un biplaza de tremendo aspecto deportivo que otra cosa. Aun así, quizás te deje un poco helado el tema de las prestaciones, verdaderamente con una estética tan agresiva uno espera mucha más caballería. Aun así, este tema lo dejaremos para la segunda parte de la prueba.

Estética

 

Como puedes ver, si por algo destaca este vehículo es por una estética marcadamente deportiva que, a grandes rasgos te gustará salvo por la parte trasera donde quizás ciertas reminiscencias Honda deberían haberse cuidado mucho más para ofrecer un vehículo más “redondo”, por decirlo de alguna forma.

Ahora bien, según Honda con este vehículo se buscaba el complacer y enamorar a cierta parte del mercado, una parte compuesta en un principio por jóvenes pero no jóvenes normales, sino aquello que entienden a pesar de su edad de las limitaciones de circular con un vehículo en carretera abierta por lo que buscaban un vehículo ágil para el día a día y suficiente para sus viajes, es decir, una potencia elevada pasaba a un segundo plano

Gracias a esto los ingenieros de Honda han decidido mantener intacta esa curiosa estética que ya encandilara a todos los presentes en la presentación del modelo conceptual donde lo más destacable era un frontal muy bajo y deportivo que precisamente destaca por ciertos elementos como una entrada de aire central muy definida o unos faros delanteros con luces LED diurnas en su parte baja o un paquete de xenón azul que destaca sobre el resto y nos deja claros sus aires eléctricos

Si nos movemos por su lateral encontramos un coupe de apariencia de biplaza gracias a sus dos puertas con una superficie acristalada simplemente enorme, es más, cuando me dispuse a limpiar el vehículo para que saliese guapo en las fotos verdaderamente me llamó mucho la atención el simple hecho de que prácticamente limpié más cristal que metal.

Como puedes ver en las fotos prácticamente todas las lunas, salvo las ventanillas de las puertas y la luna frontal han sido oscurecidas mientras que ciertos elementos llaman mucho la atención como las peculiares manetas de las puertas integradas de manera muy singular en las mismas.

Finalmente destacar las llantas de aleación de 16 pulgadas con un diseño muy llamativo en cinco radios dobles, llantas que quizás puedan parecer pequeñas ante la apariencia tan deportiva que muestra tanto el frontal como la vista lateral de este vehículo.

Ahora bien, si pasamos a la parte trasera, quizás la parte más comprometida del conjunto, encontramos ciertos detalles como una parte baja de la misma, mucho más ancha que el resto, unos faros afilados más que interesantes que sirven de nexo de unión entre la parte baja de la trasera con el portón y una parte alta compuesta básicamente por un portón en su práctica totalidad acristalado con cierto ángulo recto que divide ambas lunas y justamente coincide con el punto medio por donde el conductor mirará desde el interior

Interior

 

Como bien dice el título de la entrada, nuestra unidad pertenecía al nivel de equipamiento GT Plus, equipamiento que destaca por incorporar ciertos elementos como un habitáculo tapizado en cuero, asientos calefactables… un equipamiento más que interesante que nos descubre un habitáculo mucho más confortable donde se mezclan elementos como la piel, plástico y aluminio a parte iguales

Una vez nos sentamos y ajustamos el asiento, precisamente si por algo destaca este vehículo es por una postura de conducción muy baja y deportiva, encontramos un salpicadero claramente orientado al conductor y que podríamos describir en tres partes claramente diferenciadas

En la primera, empezaremos por la parte derecha al volante, encontramos, justo a la derecha del volante el sistema de climatización y un poco más a la derecha el equipo de sonido que, en su parte superior presenta una guantera muy útil mientras que en su parte baja hay un hueco enorme para poder dejar cualquier utensilio junto a una pequeña guantera donde encontramos el cable USB.

A la izquierda del volante encontramos tres de los botones más interesantes de este vehículo a parte del botón para activar/desactivar el sensor de aparcamiento, el control de estabilidad, eyectores de los faros delanteros o la configuración de los retrovisores exteriores. En cuanto a los antes mencionados botones pertenecen al sistema IMA y más concretamente se han denominado como Sport, Normal y Eco

Estos tres botones tienen una función muy útil ya que, dependiendo de cuál sea el elegido se variarán ciertos parámetros en la gestión de potencia del motor dando más o menos importancia al uso del motor eléctrico y a su entrega de potencia, aun así, hay que destacar el botón Sport en el que la respuesta mecánica era más contundente con una dirección más dura y directa mientras que en el modo ECO la entrega de potencia era mucho más suave y lineal con indicadores de subida y bajada de velocidad

Si lo que queremos es un modo situado a camino entre el modo Sport y Eco tendrás que decantarte por el modo Normal. Aun así, cabe destacar que hay mucha diferencia en cuanto a consumo entre conducir en un modo u otro siendo el modo Eco el más interesante tal que, puede llegar a ofrecer consumos más que ajustados e interesantes para tratarse de un vehículo propulsado por un motor gasolina

Por último hablaremos de un cuadro central de instrumentos más que interesante en que en su práctica totalidad todo está orientado a mejorar el consumo. Por ejemplo el cuadro central está presidido por un enorme reloj digital en el que se muestra la velocidad en formato digital flanqueada por las revoluciones, nótese que justo en el centro y tras el marcador digital de velocidad aparecerá una luz que puede ser verde cuando circulamos “ecológicamente” que se va tornando de azul celeste a azul oscuro cuando nuestro consumo de combustible es elevado. En modo Sport la luz directamente se torna de un color Rojo más que llamativo

Por otro lado tenemos ciertos indicadores en el lado izquierdo del marcador central que nos informan por ejemplo de la carga de la batería o un indicador instantáneo que nos indica si el vehículo está cargando las baterías en ese momento o gastando batería, depende de si aceleramos o frenamos. En la parte baja de la zona izquierda encontramos ciertos led que indican en el modo en el que estamos (Sport, Normal, Eco) o las flechitas de recomendación de cambios de marcha

Si pasamos a la parte derecha el cuadro encontramos un mínimo indicador de carga de combustible, el consumo instantáneo de combustible que el vehículo tiene en ese momento y un pequeño ordenador de abordo en su parte baja que nos informa de parámetros tan atractivos como la autonomía, consumo medio o un curioso gráfico que nos muestra si hemos sido ecológicos en nuestra forma de conducir, si podemos mejorar e incluso un diagrama móvil donde se muestra que sistema es el que ofrece potencia en ese momento.

Enlaces: Prueba Honda CR-Z GT Plus (parte 2)
Fotos: SMJ

Relacionado