Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Nissan 370Z (mecánica, comportamiento, equipamiento, precio y conclusión)

0

Prueba Nissan 370Z (parte 2) 1

Llegamos a la segunda parte de la prueba que esta semana estamos realizando sobre el Nissan 370Z, una parte a la que llegamos con muchísimas ganas ya que, como comentamos en la primera parte de la prueba, estamos ante un deportivo de estética muy llamativa e interior totalmente orientado a mejorar en todo lo posible las sensaciones de conducción que si ha de destacar por algo es precisamente por homologar un peso bastante contenido que mueve con total soltura un enorme V6 de 3.7 litros.

A día de hoy, mucho se está hablando las últimas semanas sobre el reemplazo generacional del modelo que ves en pantalla, un vehículo que a día de hoy se está desarrollando internamente y sobre el que, al menos por el momento hay más rumores infundados que realidades. Para entender mucho mejor la filosofía de Nissan con la gama Z lo mejor es que entremos en detalle y veamos de qué es capaz el último exponente de la gama Z, un 370Z que puede ser mucho más divertido de lo que puedes imaginar.


Prueba Nissan 370Z (parte 2) 2

Mecánica y comportamiento

Para entender mucho mejor de lo que es capaz el Nissan 370Z me gustaría comenzar por comentarte detalles fundamentales desde mi punto de vista como el hecho de que estemos ante un vehículo de 4.25 metros de largo, 1.85 metros de ancho y 1.31 metros de alto con un ancho de vías de 1.6 metros en el eje posterior. El peso de todo el conjunto es de 1.571 kg.

Teniendo estos datos en mente pasaremos a hablar de algo mucho más interesante como es el motor equipado en este deportivo con mayúsculas, un motor que internamente se conoce como VQ37VHR y que destaca precisamente por su arquitectura V6 de 3.7 litros, un bloque capaz de homologar 330 caballos a 7.000 rpm con un par máximo que asciende hasta los 370 Nm a 5.200 rpm. Haciendo un cálculo bastante simple podemos ver como mientras la potencia específica quizá no llegue a los 100 caballos/litro si que el par específico prácticamente lo roza, sin lugar a dudas valores más que interesantes para un modelo de estas características.

Otro punto muy destacable de este deportivo es una caja de cambios manual de seis velocidades, como opción se puede adquirir con caja de cambios automática. En el caso de la caja de cambios manual el sistema cuenta con lo que en Nissan se ha bautizado como Syncro Rev Control, un curioso método que, de estar activo, realiza un punta-tacón de manual de forma completamente automática y transparente para el conductor cuando este intenta hacer una reducción. No faltan elementos como un diferencial autoblocante trasero que es de serie para los Nissan 370Z Pack.

Prueba Nissan 370Z (parte 2) 3

Una vez tenemos claro ante qué tipo de vehículo estamos, quizá mucha teoría que de una forma u otra puede llegar a ser totalmente transparente para un piloto ansioso que tan sólo busca ponerse a los mandos de este deportivo y ver de qué es capaz. Llega el momento de arrancar el motor y escuchar su sonora bienvenida, algo que suele gustar a todos los amantes de esta clase de vehículos, engranamos primera y nos disponemos a salir de la ciudad. Lo primero que te das cuenta montado en este vehículo es que el morro es demasiado grande y el vehículo demasiado bajo, tal es el caso que incluso un conductor que circule, por ejemplo, en un Peugeot 208(parte 1, parte 2) en vez de mirarte a la cara prácticamente verá el techo de tu deportivo.

En ciudad, he de reconocer que vehículo se mostraba demasiado tosco debido, sobre todo, a unas suspensiones demasiado bruscas o a un motor con demasiada potencia dispuesto a dar el máximo de sí mismo desde lo más bajos el cuentavueltas, cuesta hacerse a los mandos si lo que quieres es conducir con suavidad aunque pasados unos días todo se controla bastante bien. Fuera de todos estos “inconvenientes” si es que lo son, el vehículo es muy cómodo para conducir en todo tipo de circunstancias siempre y cuando el firme de la carretera esté medianamente bien. En cuanto al uso del Nissan 370Z en carretera o autovía no voy a entrar demasiado, 120 km/h es una velocidad muy fácil de controlar en un vehículo de estas características que además viene calzado con llantas de 19 pulgadas con neumáticos de 245 mm en el eje delantero y 275 mm en el trasero, ahora bien, quizá como “pega” en este punto destacar que la sonoridad es demasiado grande e incluso molesta en determinadas situaciones.

Llegamos al punto donde verdaderamente puedes pasarlo bien, un puerto de montaña donde esta bestia debe demostrar de qué es capaz… hasta cierto punto. Antes de comenzar miramos bien a nuestro alrededor, nos percatamos de que todos lo niveles sean los correctos y aceleramos a fondo, la respuesta es inmediata, una salida donde la trasera se muestra muy nerviosa, pronto se acaban las revoluciones y un indicador luminoso nos avisa de que engranemos segunda. Al hacerlo nos damos cuenta de dos cosas, la enorme sonrisa que se dibuja en nuestra cara y sobre todo el enorme empujón con el que el Nissan 370Z vuelve a dejarnos pegados al asiento… sensaciones con las que se nos pone el vello de punta mientras una sinfonía metálica y sonora nos hace que cada vez queramos más.

Prueba Nissan 370Z (parte 2) 4

Un vehículo con el que puedes pasar momentos muy divertidos aunque siempre hay que tener cuidado. Por un lado el Nissan 370Z acelera y corre muchísimo por lo que es mejor no dejarse llevar y controlar un poco, llegados a ciertas curvas notaremos que los frenos son lo suficiente potentes como para frenar al deportivo de forma bastante brusca y sin llegar a desfallecer a las pocas frenadas. En este punto hay que tener en cuenta si llevamos o no activado el sistema Syncro Rev Control ya que al reducir, tal y como hemos comentado, hará un punta-tacón lo que a fin de cuentas se traduce en que, si lo que buscas es reducir al insertar una marcha inferior perderás ese toque de frenos que buscas desde el inicio lo que te obligará a pisar más el pedal del freno, algo que si no estás acostumbrado puede causar cierta sensación de molestia.

Como detalle todo esto puede levares a la enésima potencia si nos atrevemos a desconectar el control de tracción aunque para esto hay que estar muy seguro de lo que haces. Como detalle, con el control de tracción desconectado, en carretera con asfalto nuevo y en buen estado el vehículo prácticamente puede hacer rueda en cualquier marcha corta por lo que, como decía, mejor tener las cosas muy claras y saber hasta qué punto puedes llegar o no con una bestia de 340 caballos.

Prueba Nissan 370Z (parte 2) 5

Equipamiento

Si por algo destaca además de por prestaciones el Nissan 370Z es precisamente por la extensa dotación a nivel de equipamiento incluida de serie en toda la gama, equipamiento que puede mejorarse si además incluimos el acabado Pack como en el caso de nuestra unidad de pruebas. A nivel de seguridad el vehículo, como era de esperar, cuenta con elementos como ABS + EBD, control de estabilidad y tracción, seis airabas (muy interesante para tratarse de un biplaza), reposacabezas activos…

Por otro lado, entre el equipamiento más interesante incluido de serie destacar el control de velocidad, retrovisores eléctricos calefactalbes, elevalunas eléctricos, volante multifunción forrado en cuero, ordenador de viaje, columna de dirección regulable en altura, Syncro Rev Control, diferencial autoblocante trasero, faros bixenón, climatizador automático de una zona, asientos tapizados en cuero y alcántara, regulación en altura del asiento del conductor, arranque por botón, sensores de luz y lluvia, llave inteligente, pedalier en aluminio, guantera refrigerada, manos libres bluetoorh, equipo de sonido BOSE de alta calidad…

Prueba Nissan 370Z (parte 2) 6

Precio y conclusiones

En cuanto a precios tenemos en primer lugar el Nissan 370Z “básico“, un deportivo que a día de hoy tiene un precio de 46.600 euros. Si lo que quieres es el Nissan 370Z Pack, el desembolso es de 52.910 euros aunque tendrás un vehículo tremendamente equipado y dispuesto a ofrecerte una sonrisa cualquier día que oses ponerte a sus mandos con intención de pasar un buen rato. Como opción final y más cara encontramos la versión Nissan 370Z Nismo, un vehículo que además de lo anterior monta elementos aerodinámicos exclusivos, mayor potencia… El precio del 370Z Nismo en España es de 57.950 euros.

Como punto final a la prueba que hemos realizado sobre el Nissan 370Z no podemos hacer otra cosa que hablar de las enormes prestaciones y sensaciones que es capaz de ofrecer este vehículo, uno de los mejores deportivos y más atractivos que he conducido y que sobre todo, si ha de destacar en algo, es precisamente en esa mezcla tan exótica que hace sobre temas tan diferentes en lo que quizá Nissan haya encontrado un equilibrio vital como son el diseño, deportividad y precio.

Nos gusta

Interior amplio y cómodo
Comportamiento
Prestaciones

No nos gusta

Personalización nula
No tiene rueda de respuesto
Visibilidad trasera

Prueba Nissan 370Z


.

Relacionado