Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna (equipamiento, comportamiento, conclusión)

0
Nuestro veredicto
8 / 10 Puntuación total
Pros
- Habitáculo amplio
- Confort de marcha
- Precio / equipamiento
Contras
- Postura de conducción
- Mandos interiores con mal ajuste
- Escasa oferta mecánica
Habitáculo8
Motor7
Comportamiento8
Equipamiento9
Diseño8

Seguimos adelante con la prueba que estamos haciendo sobre una de las novedades que aparecieron en el mercado hace unos meses. Estamos hablando del Nissan Pulsar, el modelo con el que la marca nipona vuelve al segmento de los compactos tras un largo periodo de ausencia.

Tal y como pudimos ver en la primera parte de la prueba, este vehículo destaca por una gran habitabilidad interior y un diseño moderno, heredado de los últimos lanzamientos de la marca en los últimos años. A lo largo de esta segunda entrega nos centraremos en conocer su gama de precios y equipamientos, ya que es ese otro de los aspectos en los que Nissan ha querido destacar.

No faltará nuestra habitual prueba dinámica donde conoceremos en profundidad el comportamiento que es capaz de ofrecer el motor de gasolina y 115 CV que equipaba la unidad que hemos podido probar. ¿Empezamos?

Equipamiento

Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna (equipamiento, comportamiento, conclusión) 2

Asociado al motor 1.2 de gasolina DIG-T de 115 CV, el Pulsar tiene un precio de partida de 13.900 euros –descuentos promocionales y plan PIVE incluidos- asociado al acabado más exiguo, el Visia. Desde ese nivel de equipamiento, el Pulsar incluye control de crucero y limitador de velocidad, indicador de presión de los neumáticos, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, volante multifunción, llantas de aleación de 16 pulgadas, retrovisores regulables eléctricamente, start&stop, radio CD con 4 altavoces y bluetoooth.

Un escalón por encima se encuentra el acabado Acenta -16.000 euros-, que añade a lo anterior los sensores de lluvia y luces, retrovisor interior con antideslumbramiento automático, climatizador dual, apoyabrazos delantero y trasero, volante y pomo en piel, faros antiniebla, retrovisores calefactados, 6 altavoces y acceso y arranque sin llave.

Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5

Por 17.700 euros accedemos al acabado N-TEC, que incluye el escudo de protección inteligente “1” con sistema anti-colisión frontal, además de llantas de aleación de 17 pulgadas, faros LED para las luces de cruce, cristales traseros oscurecidos, cámara de visión trasera y navegador 3D con Nissan Connect y pantalla de 5,8 pulgadas.

Por último tenemos la versión más completa, denominada Tekna –equipada en nuestra unidad de pruebas-, que por 19.400 euros añade el escudo de protección inteligente “2” con control del ángulo muerto, alerta de cambio de carril involuntario y detector de movimiento, además de asientos de piel –calefactados los delanteros-, retrovisores abatibles eléctricamente y cámara periférica de 360º. Tanto este acabado como el N-TEC tienen la opción de equipar cambio automático X-Tronic de variador continuo por 1.200 euros.

Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna (equipamiento, comportamiento, conclusión) 6

Como puedes observar, el Pulsar cuenta con un completo y avanzado equipamiento, a la altura del ofrecido en marcas de las consideradas Premium, con la diferencia de que éste compacto tiene un precio de venta ostensiblemente inferior, que a día de hoy solo puede ser igualado por el Renault Megane, eso sí, con menos equipamiento.

En el apartado de seguridad, todas las versiones incluyen de serie 6 airbags, control de estabilidad -ESP-, distribución electrónica de la frenada y fijaciones ISOFIX en las plazas traseras.

Comportamiento

Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna (equipamiento, comportamiento, conclusión) 4

Pronto nos da os cuenta de que la configuración del Pulsar está orientada principalmente al confort, una sensación que proviene del tarado de las suspensiones, de la suavidad con la que se manejan tanto los pedales como la palanca de cambios y de una insonorización muy bien conseguida. La asistencia de la dirección hace que las maniobras en ciudad sean un juego de niños, sobre todo si además contamos con el sistema de cámaras de 360º, con el que controlamos de forma milimétrica la posición del coche en cualquier maniobra.

La suavidad de las suspensiones no compromete en exceso las cualidades dinámicas del Pulsar, aunque en el paso por curva si se detectan ciertos balanceos, que en ningún caso llegan al punto de dar sensación de inseguridad. Lo que sí es cierto es que estas oscilaciones de la carrocería, unidas a una postura de conducción demasiado elevada hacen que las sensaciones al volante no sean deportivas.

Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna (equipamiento, comportamiento, conclusión) 7

La gran distancia entre ejes no solo le proporciona un espacioso habitáculo, sino que también ayuda a dotarlo de un gran aplomo en carretera, similar al de berlinas de mucho mayor tamaño. Cuando exigimos grandes esfuerzos al chasis entra en juego el Active Trace Control, una evolución del control de estabilidad que maneja las pérdidas de adherencia frenando las ruedas de forma independiente para ayudarnos así a seguir la trazada que marcamos con el volante. Los frenos no destacan por su potencia, aunque cumplen bien su función y son fáciles de dosificar.

El motor de 1,2 litros y 115 CV de gasolina destaca por su suavidad y baja sonoridad. Es un motor elástico que nos permite conducirlo con marchas largas sin necesidad de manipular constantemente la palanca de cambios, aunque su respuesta es más floja que la de otros motores de similar potencia. Su potencia es suficiente para la mayor parte de las circunstancias, pero en ciertas maniobras como adelantamientos o incorporaciones he echado en falta un punto más de viveza.

Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna (equipamiento, comportamiento, conclusión) 9

El conjunto mecánico invita más bien a una conducción tranquila, con la que poder disfrutar también de su confort de marcha y de unos consumos más contenidos. A lo largo de una semana de pruebas hemos medido consumos que superaban los 7 litros en ciclo urbano y que se mantenían poco por debajo de los 6 litros en carretera a ritmos legales. El consumo medio de toda la prueba en la que se han alternado todo tipo de recorridos y estilos de conducción ha sido de 6,9 litros a los 100 km.

El completo equipamiento de nuestra unidad nos ha servido para volver a probar los sistemas de asistencia a la conducción que ya nos dejaron un buen sabor de boca en el Qashqai y que Nissan ha bautizado como escudo de protección inteligente. Esto abarca los sistemas de alerta por cambio involuntario de carril y de ángulo muerto, anti-colisión frontal y detección de movimientos al aparcar. Todos ellos tienen un funcionamiento satisfactorio y poco intrusivo que se convierte en todo un aliado del conductor sin llegar a resultar molesto.

Conclusión

Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna (equipamiento, comportamiento, conclusión) 3

El Pulsar ha aterrizado en nuestro mercado con la intención de quedarse y recuperar el tiempo perdido en el competido segmento de los compactos. Tiene un diseño atractivo, buenos acabados y un habitáculo mayor que el de sus competidores. Su gama de motores todavía es escasa, aunque abarca las opciones más demandadas y está previsto que se amplíen en un futuro en función de la demanda.

Una de sus mayores bazas es su precio, que junto a un equipamiento muy completo se postula como una de las opciones más razonables de entre los vehículos de su tamaño. El propulsor de 115 CV gasolina es suficiente para mover con soltura el vehículo, aunque el consumo es algo elevado y no se traduce en unas buenas prestaciones, por lo que la versión diésel sigue siendo más recomendable tanto por ahorro como por comportamiento.

Nissan Pulsar 1.2 DIG-T 115 CV Tekna

Si te interesa esta noticia...