Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Peugeot 2008 1.2 VTi 82 Active (equipamiento, comportamiento, conclusión)

0

Llegamos a la segunda parte y final de la prueba del crossover ligero de origen galo que hemos tenido ocasión de probar recientemente. Estamos hablando del Peugeot 2008, y que tal y como comentamos, no es la primera vez que probamos, en este caso la configuración probada atiende más a un tipo de cliente mucho menos exigente y que busque un uso eminentemente urbano.

Toca repasar nuestra conclusión, el equipamiento con el que viene nuestra unidad y el comportamiento. ¡Adelante, babieca!

Equipamiento

Tal y como te comentamos, nuestro acabado denominado Active es el segundo más básico que encontramos en la gama, por detrás del Access y por debajo del Allure. Eso quiere decir, que no es un acabado especialmente pensado para dar concesiones a lujos (por ejemplo, no cuenta con elevalunas eléctricos traseros, son manuales), sino más bien, a ofrecer un precio de partida muy asequible para un vehículo de este tipo. Sin embargo, gracias a los extras se puede quedar en un acabado mucho más interesante.

Su dotación de serie cuenta con elementos como pantalla táctil con USB y Bluetooth, seis altavoces, guantera refrigerada con iluminación, tapicería específica, asientos traseros abatibles 60/40, volante multifunción forrado en piel, faros antiniebla, control de crucero, entre otros . Su dotación de seguridad también cumple las expectactivas, contando con ESP, ABS+EBD, airbags frontales, airbags laterales, airbags de cabeza y traseros.

Peugeot2008_4348_wt

Nuestra unidad de prensa, carecía de equipamiento adicional con el que se puede complementar esta combinación de propulsor y acabado, como puedan ser las llantas de aleación, cuyo coste es de 450 euros. Si queremos optar por el navegador y una entrada de USB adicional, por ejemplo, para poder conectar en uno un pendrive USB con música y en el otro las Peugeot Connect Apps, deberemos desembolsar 500 euros, un sobrecoste que ya nos pareció elevado en su día, debido a que el display ya viene de serie, por lo que únicamente requiere de un almacenamiento, los mapas y la actualización de la interfaz. Un detalle, de serie carece de lector de CD MP3, por lo que si queremos optar a él, tendremos que optar por el paquete navegador + USB adicional + Radio CD MP3, con un coste de 600 euros, 100 euros más respecot al paquete de navegador + USB adicional.

Otro de los paquetes que encontramos es el ‘Pack Urbano’, que por 300 euros, se añaden retrovisores plegables eléctricamente, así como un sensor de aparcamiento trasero. Encontramos un paquete muy parecido, denominado ‘Pack Plus Active‘, que incorpora también sensor de aparcamiento posteriro y retrovisores exteriores plegables eléctricamente, pero añade además elevalunas eléctricos traseros, todo ello por 400 euros, es decir, un sobrecoste de 100 euros respecto al ‘Pack urbano‘.

También tenemos disponible a un precio razonable ‘Pack Visibilidad’, que por un coste de 200 euros añade elementos como sensor de luz, sensor de lluvia y retrovisor interior fotosensible. El extrea de la pintura metalizada tiene un sobrecoste de 450 euros, mientras que si optamos por el blanco nacarado, deberemos abonar un extra de 580 euros.

 

Comportamiento

Cuando nos ponemos a los mandos de esta configuración, debemos tener asumido en todo momento que es un coche pensado para un uso urbano. Y este aspecto es algo que queda bastante claro a la hora de salir a la carretera o hacer trayectos interurbanos.

Peugeot2008_4353_wt

Tenemos que recordar que estamos ante un propulsor 1.2 tricilíndrico atmosférico de 82 CV, tanto para lo bueno (consumos) como para lo malo (prestaciones y respuesta). A la hora de salir a la carretera, notamos una clara falta de prestaciones, que nos hacen jugar reiteradamente del cambio de marchas para realizar cualquier adelantamiento. Si nos ponemos a una velocidad de crucero de 120 km/h, el exceso de rumorosidad de su propulsor, debido a lo revolucionado que va, tampoco nos invita a hacer grandes viajes con él.

Nosotros, donde mayor queja teníamos acerca de su consumo era a la hora de circular a 120 km/h, donde se situaba en torno a los 7 litros, sin embargo, en ciudad, los consumos por norma general nos resultaban más contenidos.

Hay que tener en cuenta el hecho de que el 2008 con este propulsor realiza el 0-100 km/h en 13,5 segundos, alcanza una velocidad máxima de 169 Km/h y el 80-120 Km/h en 4º lo realiza en 12,6 segundos. Como ves, no tiene unas prestaciones frugales, pero sí más que suficiente para un entorno urbano y viajes muy esporádicos.

Nuestra unidad carece del Grip Control y también de los neumáticos M+S, jugando únicamente como baza a favor la altura libre sobre el suelo a la hora de circular por terrenos abruptos. Debido a las limitaciones impuestas por el propulsor, mientras que con otras plantas motrices más potentes, en la presentación en Francia no tuvimos muchos problemas para atravesar ciertos caminos, sí que los hemos tenido con el 1.2 VTi 82, por lo que únicamente recomiendo su uso por caminos sin asfaltar que no presenten mayor complejidad, o de lo contrario tendremos que bajarnos del vehículo y continuar andando.

Si queremos exprimir un poco sus capacidades dinámicas a la hora de afrontar curvas, tal y como ya pudimos comprobar en Francia, el 2008 destaca por su buen comportamiento, sin mayores sorpresas. Encontramos unas suspensiones con un buen grado de firmeza, además, el tacto de la dirección hace que tanto en ciudad a la hora de maniobrar (por lo blanda que se sitúa, algo que personalmente lo agradezco mucho) sea más que correcta en términos generales. El tacto de la caja, es correcto, de recorridos más bien largos y de tacto más bien tosco, pero correcto.

Conclusión

Peugeot2008_4336_wt

La primera pregunta que nos haremos en este caso será… ¿1.2 VTi de 82 CV o 1.6 e-HDI de 92 CV? Mientras que el 1.2 VTi con el acabado mencionado se oferta por 15.290 euros, en el caso del 1.6 e-HDi de 92 CV requiere un desembolso ligeramente superior: 17.190 euros.

Pese a aumentar únicamente en 10 CV la potencia, el uso de la sobrealimentación, hace que prestacionalmente sea mucho más frugal, realizando el 0-100 Km/h en 11,5 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 181 km/h y realizando la recuperación del 80-120 km/h en 4º en 9,9 segundos. También es cierto, que por otra parte, añade casi 100 kilogramos extra de peso al conjunto, algo, que naturalmente, lastra su comportamiento dinámico, pero que se contraresta con la mejora prestacional. A nivel de consumos, y siempre según datos de ficha, entre ambos motores, los consumos homologados oscilan entre los 1-2 litros.

Sin salirnos del propio 2008, si nuestro presupuesto es limitado, tendremos que valorar si el uso que le vamos a dar es mayormente urbano, o nos interesa también realizar viajes por carretera, en este caso, nos interesará mucho más el 1.6 e-HDi de 92 CV.

En el mismo segmento, encontramos como rivales más directos a los Renault Captur, Trax y Juke. Respecto a estos, podemos destacar el paso por curva del 2008, el i-Cockpit (forma de su salpicadero innovadora), mayor calidad de acabados, aunque, por otra parte, no es de los que más altura libre tengan, ni mejor habitabilidad interior.

Nos gusta

Acabado interior
Paquetes de equipamiento opcional para completar la dotación
Aislamiento sonoro del propulsor tricilíndrico

No nos gusta

Equipamiento algo espartano
Prestaciones muy limitadas
Xenon no disponible ni en opción

 Peugeot 2008 1.2 VTi 82 Active

Relacionado