Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica)

0

Esta semana en MotorAdictos ponemos a prueba el Peugeot 3008, un peculiar modelo difícil de catalogar, a medio camino entre un compacto, un monovolumen y un SUV, que la marca francesa ha etiquetado como Crossover. Hemos tenido ocasión de volver a ponernos al volante de la versión híbrida, para conocer de primera mano las modificaciones que se han incorporado tras su reciente lavado de cara.

El 3008 HYbrid4 combina un motor diésel de 2000 centímetros cúbicos con otro eléctrico, que juntos ofrecen una potencia total de 200 CV con tracción a las cuatro ruedas, una combinación muy interesante.

Está pensado como una alternativa Premium a otros vehículos de sus características y tamaño, por lo que su dotación, calidades y precio se orientan hacia ese nicho de mercado.

En esta prueba, dividida en dos partes, analizaremos todos los detalles de este vehículo cuya orientación está dividida a partes iguales entre las prestaciones y en el ahorro de combustible. Esta primera entrega estará dedicada al diseño, el habitáculo y la mecánica.

Diseño

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 2

Tras el restyling del pasado mes de diciembre, el 3008 –al igual que el 5008– ha recibido una serie de cambios, pocos pero acertados, que han conseguido dar un soplo de aire fresco a su línea, y dotarlo de la nueva imagen que Peugeot está dando a todos sus modelos.

Sus dimensiones son 4,36 metros de largo, 1,83 metros de ancho y 1,62 metros de alto. La distancia entre ejes queda fijada en 2,61 metros.

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 5

Los cambios más visibles se encuentran en el frontal, con unas nuevas ópticas más afiladas y modernas que incluyen tecnología LED para su función diurna. También recibe una nueva parrilla con detalles cromados, que se extienden a la zona de los faros antiniebla. Una pequeña chapa identificativa nos indica que estamos ante la versión híbrida.

Los cambios estéticos no solo consiguen modernizar la imagen del 3008, sino que además le dan un aspecto mucho más Premium, muy cercano a la línea DS de su hermana Citroën.

El lateral permanece inalterado, salvo por los nuevos diseños en las llantas de aleación, que en nuestra unidad eran de 18 pulgadas, en neumáticos 235/45. Una tira cromada viaja por la parte superior de las ventanillas, a juego con las carcasas de los retrovisores y de otro emblema junto a éstos que también nos muestran que estamos ante la versión híbrida.

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 6

En la zaga se modifica el diseño interior de los pilotos, que ahora tienen la triple línea en forma de garra que se ha implementado en todos los Peugeot modernos, y que cuenta con tecnología LED.

La estética general del 3008 se ve penalizada por una carrocería pensada más bien para la habitabilidad interior, pero que gana en atractivo gracias a detalles como las grandes llantas de aleación y los cromados repartidos con acierto por todo el conjunto.

Habitáculo

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 3

El habitáculo es espacioso, pero comparado con el de un compacto únicamente aporta una mayor altura, ya que su distancia entre ejes limita el espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, que aun así no es para nada malo.

El interior es capaz de acomodar a cinco adultos sin ningún problema, gracias a que el ocupante de la plaza central trasera disfrutará de un suelo totalmente plano, que cuenta con varios huecos para guardar objetos. El respaldo de esa plaza puede transformarse en un reposabrazos con posavasos integrado.

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 8

En las plazas delanteras destaca la consola central, bastante ancha y alta, que incluye la bonita palanca del cambio de marchas automático, el selector de modos de conducción y un profundo hueco bajo el reposabrazos para guardar objetos de gran tamaño. Bajo el volante se encuentra una pequeña guantera para guardar la documentación del vehículo, algo que se agradece bastante, ya que la guantera del lado del copiloto sirve para más bien poco.

En la zona vertical tiene los mandos para el sistema de climatización y el sistema multimedia, que ha sido actualizado con el lavado de cara. Toda la información se visualiza en una pantalla escamoteable en lo alto del salpicadero que ofrece datos sobre el sistema multimedia, el navegador y un gráfico de energía que nos informa del estado del sistema híbrido.

Los menús son atractivos, pero la pantalla refleja demasiado la luz del sol y esto hace que en muchas ocasiones sea ilegible. Los mandos para el manejo de todo este sistema tienen un manejo deficiente y poco intuitivo, y se encuentran situados en la zona de la radio, en un emplazamiento que hace que tengamos que apartar demasiado la atención de la carretera.

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 9

El puesto de conducción es elevado como en los monovolúmenes, pero muy cómodo gracias a los múltiples reglajes que hacen que no sea difícil encontrar la postura ideal. El volante tiene un tamaño y tacto correctos, pero carece de los mandos para el manejo de los distintos sistemas del coche. En su lugar, Peugeot ha decidido colocar los veteranos mandos ocultos tras el volante que desentonan bastante en comparación con el resto de controles; no son cómodos de usar, ni bonitos, ni tienen un tacto acorde a la imagen Premium de la que se ha querido dotar al 3008.

El cuadro de instrumentos tiene la peculiaridad de contar con una esfera que ocupa el lugar del cuentavueltas para ofrecer información sobre las fases del sistema híbrido, y nos indica si estamos cargando las baterías, conduciendo de forma económica o utilizando la potencia del motor diésel.

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 10

Entre ese reloj y el que indica la velocidad hay una pantalla monocromo de tonos anaranjados que ofrece información sobre las fases del sistema híbrido, y la correspondiente al ordenador de a bordo. Sobre el volante cuenta con  el sistema Head Up Display, que proyecta a color en una lámina transparente la velocidad, el control de velocidad de crucero y las indicaciones del sistema de navegación.

Un detalle que no me ha gustado es la distancia que hay entre ambos parasoles delanteros, que hacía muy molesta la conducción cuando el sol venía de frente. En compensación, las plazas traseras cuentan con unos cómodos parasoles enrollables que protegen del sol y aportan privacidad al interior.

Nuestra unidad contaba con una exclusiva tapicería de cuero en contraste que da al interior una imagen muy luminosa, de la que también era responsable el imponente techo de cristal panorámico.

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 7

El maletero tiene una capacidad de 377 litros –incluyendo el hueco existente bajo la tablilla-, ampliables hasta 1.501 litros si abatimos los asientos posteriores, que lo hacen en una configuración de 60/40. La versión híbrida pierde 55 litros de capacidad en comparación con el resto de versiones, que es usado para alojar las baterías. El hecho de que su portón trasero esté dividido se agradece cuando tenemos que levantar la parte superior en espacios reducidos, pero en su contra hay que decir que con la parte baja en posición horizontal es complicado llegar a los objetos que se encuentren en el fondo del maletero. El doble fondo es muy aprovechable por su forma y tamaño.

Mecánica

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 4

El Peugeot 3008 Hybrid4 tiene una mecánica bastante atípica, al contar con un motor de combustión en el eje delantero y uno eléctrico para el trasero. Ambos combinados ofrecen una potencia total de 200 caballos repartidos en las cuatro ruedas.

El motor diésel es un 2 litros turbo de cuatro cilindros, aporta 163 CV de potencia y 300 Nm de Par. El eléctrico por su parte ofrece una potencia de 37 CV y un Par de 200 Nm, y está alimentado por una batería de níquel e hidruro metálico –Ni-MH- ubicada bajo el fondo del maletero. Esta combinación, permite al 3008 acelerar de 0 a 100 en 9,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 191 km/h.

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 11

Las baterías no necesitan alimentación externa para su carga, ya que aprovechan la energía cinética del vehículo en las deceleraciones y la transforman en energía eléctrica gracias a un generador ubicado en la parte delantera. El consumo medio homologado por el 3008 HYbrid4 es de tan solo 3,8 litros cada 100 km.

El propulsor se las tendrá que ver con un peso total que supera con holgura los 1700 Kg, por lo que su comportamiento –que analizaremos en la segunda parte de la prueba- no tiene nada que ver con el de otros vehículos de potencia similar. La suspensión es independiente en las cuatro ruedas y los frenos de disco –ventilados en el eje delantero-.

La caja de cambios es automática pilotada de seis velocidades denominada ETG6Efficient Tronic Gearbox-, que es una versión mejorada de la antigua CMP que el grupo PSA ha montado en buena parte de sus modelos. Sigue siendo lenta en las transiciones entre marchas, sobre todo en fases de aceleración, y su mayor virtud es la suavidad de funcionamiento.

Prueba: Peugeot 3008 HYbrid4 (diseño, habitáculo, mecánica) 12

Junto al análisis del comportamiento, la segunda parte de la prueba estará dedicada a realizar un recorrido por el extenso equipamiento con el que cuenta este crossover, que finalizará con una extensa galería de fotos para que puedas ver todos los detalles, no te la pierdas.

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Relacionado