Prueba Peugeot RCZ 1.6 THP 200 caballos (Parte 2)

3

Tras hablar de algo tan pasional como la apariencia exterior de un vehículo como el Peugeot RCZ, un vehículo que sin lugar a dudas gana mucho más en directo que en fotos por muy bueno que seas con la cámara, o de un interior cargado de calidad y detalles allá por donde mires, toca hablar precisamente de lo que en un principio buscábamos, las diferencias entre la versión 200 caballos y la 156 que probamos hace unos meses (parte 1, parte 2)

Antes de pasar a desgranar cada detalle de la versión “tope de gama” hay que detallar un poco más ante la tesitura en la que nos encontramos ya que precisamente el modelo 200 caballos se diferencia del 156 caballos, aparte de en algo tan simple como en 44 caballos, en 30 Nm de par máximo ya que ambos vehículos montan el mismo motor 1.6 THP creado por PSA en colaboración con BMW.

P1050638

Mecánica y comportamiento

Si por algo se caracteriza este vehículo es por su sonoridad, un vehículo realmente silencioso cuando circulas con él por debajo de las 3.000 RPM, tanto que, si no te andas espabilado en situaciones como cuando esperas en un semáforo, podría parecer que el coche está acabado o lleva montado algún tipo de sistema Star&Stop, algo que cambia cuando aceleras y entra en funcionamiento el mencionado en la primera parte de la prueba como “Sound System”.

Precisamente es a partir de las 3.000 RPM cuando el RCZ parece cobrar vida, aun así, hay que destacar que PSA y BMW han conseguido un motor muy progresivo y lineal, algo que normalmente suele gustar y mucho aunque no por eso significa que los 200 caballos no se dejen notar ya que si por algo se caracteriza este vehículo es por poseer un acelerador muy delicado que hace que el RCZ responda ante cualquier insinuación.

Todo esto está muy bien, pero tiene pegas, precisamente cuando el cuentarrevoluciones escala hasta la posición más alta del mismo donde lo que más llama la atención precisamente es que se acabe tan pronto ese empuje que en un principio nos gustaba tanto, prácticamente a menos de 6.000 RPM el motor ya tiene tan poca vida que no merece la pena estirarlo más por mucho que nos guste su sonido.

P1050594

Por otro lado, sobre todo después de probar la versión de 156 caballos, aunque la respuesta, aceleración y velocidad máxima (según Peugeot 230 km/h) son más que correctas quizás la versión 200 caballos no sea tan prestacional y atrevida como en un principio nos esperábamos, es más, tan sólo en marchas cortas (segunda y tercera) es donde el RCZ nos ha mostrado un carácter inusitado, fuera de ahí el RCZ parece dosificarse y convertirse en un vehículo con el que hacer kilómetros y kilómetros sin parar.

Fuera de que el coche a mi juicio parezca más perezoso o no, hay que destacar otro tipo de elementos como un tacto de la caja de cambios y de la dirección realmente sorprendentes, sobre todo en el tacto de la dirección que, además de muy precisa en sus movimientos, es una de las más comunicativas que te puedes encontrar hoy día, algo que es de agradecer en cualquier vehículo, sobre todo en uno con el espíritu y características del único Peugeot que ha abandonado una nomenclatura compuesta por números.

Antes de pasar a hablar de aspectos más técnicos me gustaría que nos detuviésemos en algo tan interesante para todo futuro comprador de este modelo y versión como son los consumos, consumos que en carretera a 120 km/h en más de 300 km nos mostró una cantidad tan interesante como 7.1 litros/100 km mientras que en ciudad la cifra se elevó hasta unos más que contenidos 9.2 litros/100 km, dato más que interesante teniendo en cuenta que en este vehículo hay que mantener nada menos que 200 caballos.

P1050595

Finalmente quiero que hablemos de algo tan simple pero a la vez tan indispensable en un vehículo como el RCZ como su equipo de frenado o su suspensión, esta última quizás dura pero no tanto como para hacer de este un vehículo impracticable en el día a día. Un coche muy cómo y confortable con una suspensión que en badenes muy marcados puede parecer “seca” pero que no presenta inconveniente alguno para conducir tu RCZ por ciudad día a día como si de cualquier otro coche se tratase.

En cuanto al equipo de frenado queda fuera de toda duda que es suficiente para detener de forma segura un vehículo de estas prestaciones y peso, excelente en mordiente y efectividad aunque quizás ofrezca un tacto un poco difícil de asimilar en un principio, todo cuestión de tiempo. Decir que tras una semana de conducción y una jornada por carretera de montaña el equipo de frenos no llegó a mostrar una fatiga digna de destacar. Todo más que correcto.

Equipamiento

Hablar de equipamiento en un vehículo de estas características y precio es aburrirnos aunque si nos ponemos “caprichosos” la verdad resulta muy curioso el hecho de que no se incluya de serie elementos tan comunes e imprescindibles a mi parecer hoy día como el sensor de lluvia o los faros automáticos.

Como decía, todo por poner “pegas” ya que entre el equipamiento de serie podemos mencionar elementos como ABS + EBD, ESP + TCS, seis airbags, faros antiniebla, luces diurnas, asistente de arrancada en pendiente, control y limitador de velocidad, climatizador, ordenador de a bordo, cierre centralizado, espejos abatibles eléctricos, bluetooth, radio CD/MP3, entrada de audio auxiliar, volante en piel deportivo, asientos deportivos, asientos traseros abatibles, alerón trasero retráctil, llantas de 18 pulgadas, Sound System…

P1050628

Precios y Conclusiones

Según Peugeot el RCZ a mediados de Julio de 2011 tiene un precio:

Peugeot RCZ 1.6 THP 156 caballos Manual – 28.600 euros
Peugeot RCZ 1.6 THP 156 caballos Automático – 30.500 euros
Peugeot RCZ 1.6 THP 200 caballos Manual – 31.550 euros
Peugeot RCZ 2.0 HDI 163 caballos Manual – 31.550 euros

Como puedes ver el Peugeot RCZ de 200 caballos tiene un precio en el mercado de “tan sólo” 31.550 euros, un precio más que correcto para un vehículo tan impresionante como irresistible, un vehículo con el que no pasarás desapercibido por prácticamente ningún sitio por el que circules y con el que disfrutarás como un niño pequeño conduciéndolo, sobre todo si lo pides con ciertos “extras” más que apetecibles.

Por poner un ejemplo, sobre todo si te ha gustado el vehículo probado, tenemos que hablar de un sobreprecio de 520 euros por el color Rojo Tourmaline metalizado, 510 euros por las llantas de 19 pulgadas montadas sobre neumáticos de 235 mm, 3.500 euros por el tapizado integral en cuero de asientos, puertas, salpicadero…, 2.000 euros por el sistema de navegación, 360 euros por la alarma, 510 euros por el equipo de sonido JBL de 240 W o 920 euros por el Pack visión.

En total 39.870 euros por un vehículo realmente equipado hasta los topes, un precio más que interesante sobre todo teniendo en cuenta que cualquiera de sus rivales, equipado con todos estos extras, cuela de largo los 45.000 euros.

P1050648

El Peugeot RCZ es un buen coche, un vehículo que una vez más ha vuelto a encandilarnos y con el que Peugeot ha vuelto a demostrar que, cuando quieren, saben hacer muy, pero que muy bien las cosas, un rival digno para ese encumbrado Audi TT, tanto como que, si eres una de esas personas que puede permitirse gastar algo más de 35.000 euros en un 2+2 y todavía te queda lejos el tema de tener hijos sin lugar a dudas te invito a que visites tu concesionario Peugeot más cercano y veas las características de este modelo por ti mismo, un vehículo que te enamorará al igual que nosotros y que te comprarás sin dudarlo mucho.

Ahora bien, quizás el RCZ tenga un enemigo mucho más duro de lo que la propia Peugeot esperaba más dentro de su propia casa que fuera, y no es nada menos qeu la versión de 156 caballos, versión que es mucho más barata y consume menos y que tan sólo se diferencia del 200 caballos en muy poca potencia, que al final se traduce en unos cuantos km/h más de velocidad punta y en 30 Nm de par máximo. Verdaderamente tan poquita diferencia que desde aquí te animo precisamente a que, si estás dispuesto, te decantes más por la versión 156 caballos que por el “tope de gama

Fotos: SMJ

Peugeot RCZ 1.6 THP 200 caballos


Si te interesa esta noticia...
3 Comentarios
  1. Alberto Piqueras dice

    Estimado Sr. Lancoste.
    He leído detalladamente la prueba que nos convoca y en realidad noto una gran diferencia en sus comentarios con respeto a las cifras oficiales que ofrece Peugeot en el Catalogue de la Revue Automobile de 2.011.
    Según sus apreciaciones la diferencia entre el motor de 156 cv y el de 200 cv es muy poca potencia, según rezan sus palabras. ¿Es muy poco un 28,2% más de potencia para arrastrar sólo 25 kilos más?
    La relación entre uno y otro pasan de 8,2 kg/cv, a 6,5 kg/cv, en cuanto a la velocidad final de 217 kph a 240 kph; de 29,2 segundos a 27,5 segundos para los 1.000 metros.
    En cuanto a los consumos son al REVÉS de lo que Usted dice, siendo más económico el de 200 que el 156 cv, con unos consumos mixtos a favor del mayor de 6,9 l/100 kms, contra 7,3 l/100 kms.
    ¿ A quién le debemos de creer ?.
    ¿ Sus comentarios son realmente imparciales y hechos con la misma mentalidad, de ser solamente objetivo ?
    De tener Usted razón hágamelo saber y escribiré a Suiza para que corrijan las cifras que supuestamente envió Peugeot Francia.

    Atentamente, Alberto Piqueras

  2. Lancoste dice

    Hola Alberto:

    Antes de nada, encantado de poder hablar contigo y de que te hayas leído, tal y como dices, mi prueba detalladamente.

    Para responder a tus cuestiones, tan sólo decirte que no me he basado en datos oficiales ya que normalmente ningún vehículo, al menos en todos los que he probado ha ocurrido, se ha cumplido “al pie de la letra” todo lo que se dice y mucho menos en cuanto a consumos, debido a esto prefiero presentar los datos que el ordenador de a bordo ha arrojado en la prueba. Puedes creerlos o no pero hay un detalle y es que mi forma de conducir ha sido la misma en ambas pruebas.

    Por otro lado, la verdad que es un aumento de potencia considerable y un alarde de ingeniería muy pero que muy atractivo para todo aficionado al mundo de la mecánica, eso nunca lo he puesto en duda, lo que trato de trasmitir es bien sencillo, en el RCZ, bien sea por peso, balance u otro tipo de características propias del vehículo a mi parecer y a mi juicio yo preferiría el 156 caballos al 200, solo eso.

  3. Alberto Piqueras dice

    Estimado Lancoste:

    Estoy de acuerdo en parte con el comentario de los consumos, aún cuando los mismos no se realizan en el mismo momento con las mismas condiciones de tránsito y clima, lo cual todo afecta. Entiendo que estos testeos, habría que hacerlos en un perímetro cerrado, delineado previamente y haciendo un simulacro de maniobras preestablecido; o sea un simulacro totsal a los efectos de que las mediciones se aproximen al máximo en las dos versiones.
    En cuanto al comentario final, creo feliz de tu parte aceptar que hay una diferencia importante en la potencia.
    Lo que no veo feliz es la incidencia de tu preferencia por el 156 cv, contra el 200 cv, pues queda en evidencia la parte emotiva sobre la parte racional.

    Creo que mi comentario es duro, no obstante trato de actuar con el corazón en el refrigerador y la cabeza en el horno.
    Ruego que se tome este comentario sólo de un analista del sector automotor, nada más, lejos de que afecte la sensibilidad de alguien.

    Atentamente, Alberto Piqueras

Update CMP