Motor, competición y nuevos lanzamientos

¿Qué esperamos del Mercedes GLC 63 AMG?

0

El Mercedes GLC será el primero en mostrar el cambio en la nomenclatura y los nombres de los SUVs y crossovers de la casa alemana. A grandes rasgos el GLC se posicionará como mucho más que una segunda generación del GLK, ya que los cambios serán tan importantes y notables que se podría decir incluso que es un coche totalmente nuevo.

Junto con el GLC estándar, Mercedes-Benz y AMG Performance ya están desarrollando una variante de alto rendimiento que se denominará GLC 63 AMG, y que dará paso a su vez a una variante de dos puertas. En un mercado donde cada vez es más complicado diferenciar nichos o diferentes gamas de crossovers, el GLC 63 AMG puede que tenga la jugada perfecta.

El primero de una generación

El Mercedes GLC 63 AMG contará con grandes diferencias respecto al modelo estándar. Si ya de por sí Mercedes-Benz dotará al GLC de un aspecto mucho más suavizado, exótico y dinámico que el GLK actual, la versión AMG apretará las tuercas y mucho al GLA 45. La gama de potencia que se baraja es de 400 caballos, marcando una diferencia importante con el GLC 350 4MATIC que ofrecerá entre 306 y 315 caballos. Por supuesto, queda la duda en el aire de si Mercedes-Benz optará por el V8 Twin Turbo de 4.0 litros, o si de lo contrario estirará un poco más el 2.0 litros turboalimentado de 4 cilindros. ¿Quién sabe?

Viendo que el GLC debutará en su forma base a mediados del próximo año 2015, el GLC 63 AMG no aparecerá hasta finales del mismo año. Imaginar un debut en el NAIAS del 2016 es interesante, Norteamérica será uno de los principales mercados donde el GLC pegará con más fuerza.

Si te interesa esta noticia...