Motor, competición y nuevos lanzamientos

El sucesor del Bugatti Chiron será híbrido… y traerá sorpresas

0

Con buena parte de la producción ya vendida y una vida útil que no se antoja de la misma duración que el Veyron, sino notablemente más corta, lo cierto es que el Bugatti Chiron se perfila como el modelo más deportivo y radical jamás fabricado por Bugatti, pero también como uno de los que más corta vida podría llegar a tener. Más allá de la década completa del Veyron, el Chiron puede que se quede con la mitad de tiempo. Y esto, no quiere decir nada negativo… sino al contrario.

El Bugatti Chiron es en cierto sentido una prolongación del Veyron tal y como lo conocemos, partiendo de una evolución del chasis que vimos en el Super Sport, y también de un motor muy similar tanto en características técnicas, como en evolución de la potencia y de prestaciones. Visto así, no es descabellado comenzar a hablar con rotundidad del sucesor del Bugatti Chiron, que dará un salto muy importante respecto al que hemos visto del Veyron al Chiron, y traerá importantes novedades y más de una sorpresa. La primera evolución, y la más llamativa, es que el nuevo Chiron será híbrido.

La “hibridación” llegará al superexótico de la marca franco-italiana en forma de uno o dos motores eléctricos que funcionarán a través de un gran kit de baterías de litio-ión. Este kit de baterías será el motivo por el que el sucesor del Chiron contará con un chasis y un enfoque mucho más ligero, orientado a mantener el peso en unas cifras inferiores a las del Chiron, pero incluyendo ya el peso extra de las baterías. Esto significaría que, principalmente, la potencia se incrementará en mínimo 100 o 150 caballos, mientras que el peso neto será inferior. Yendo más allá, la forma de entregar la potencia será mucho más contundente y desde más bajas revoluciones.

El reto fundamental al que se enfrentarán en Bugatti respecto al sucesor del Chiron será el cambio de filosofía, puesto que el “enfoque” estará más orientado hacia un deportivo de altas prestaciones, más que en un coupé pesado, de enorme motor, y alta potencia. Esto quiere decir que, aunque la potencia aumentará de manera leve, la reducción drástica del peso, y la diferente manera de entregar la potencia, hará que el sucesor del Chiron sea un auténtico cohete con ruedas.

Si te interesa esta noticia...