Motor, competición y nuevos lanzamientos

Un vistazo al SUV de Rolls-Royce

0

Rolls-Royce está ultimando todos los detalles del que será el lanzamiento más explosivo y contundente de la marca británica en, sin exagerar, lo que llevamos de siglo. Porque más allá del portentoso debut del Ghost, los británicos preparan el modelo más generalista de la época contemporánea de Rolls-Royce. Pero ojo, esto no significa que estemos ante un todoterreno premium y de coste medio, en absoluto. Será un Rolls-Royce con todas las letras y por ende, un diseño como el que tenemos en pantalla es muy factible.

Durante esta semana pasada conocimos algunos detalles y partes fundamentales del que será el SUV británico. Algunos de estos datos confirmaron lo que ya teníamos en mente, como por ejemplo que el BMW X7 será la base para el nacimiento del todoterreno inglés. El chasis del X7 será a su vez una versión modificada y optimizada del que veremos debutar en la nueva generación del Serie 7. Este chasis será modular y contará con multitud de componentes desarrollados en materiales ligeros, como por ejemplo el aluminio, el CFRP (plástico reforzado en fibra de carbono) y el magnesio. Estos componentes abren la puerta al desarrollo y comercialización de dos grandes todoterrenos que serán clave en sus respectivas marcas. Porque tanto BMW como Rolls-Royce necesitan cubrir ambos sectores, y será en estos próximos dos años cuando lo harán realidad. La llegada de una plataforma que permita un peso en torno a las dos toneladas en unas dimensiones tan contundentes, será la pieza clave del puzzle. 

Armonioso y dinámico, pero con la esencia de Rolls-Royce por bandera

Un vistazo al SUV de Rolls-Royce 1

Hasta ahora hemos visto muy pocas ilustraciones que muestren de una manera clara y factible el proyecto del SUV británico, y es que no es fácil imaginar un todoterreno procedente de una marca que siempre se ha caracterizado por desarrollar enormes berlinas, descapotables infinitos… claro que es ahora o nunca cuando deben subirse al carro. Porque con el Bentley Bentayga a la vuelta de la esquina y decidido a posicionarse como el número uno en el sector de los todoterrenos de alto lujo, en Rolls-Royce deben darse mucha, mucha prisa. Algunos detalles elementales como las puertas suicidas de acceso a las plazas traseras, confirman el gran interés de los ingenieros de Rolls-Royce para ofrecer un espacio y un acceso al interior del SUV lo más amplio posible.

Como el otro día pudimos confirmar, el SUV de Rolls-Royce excederá los 5.50 metros de largo, un toque de atención a los que pensaban que el SUV se movería en dimensiones similares al BMW X5, por ejemplo. El Rolls será como mínimo 70 centímetros más de longitud, lo que se traduce en mayor distancia entre ejes y también más espacio en el maletero. Donde veremos una diferencia más abrupta será en las plazas traseras y en términos generales en el habitáculo, donde el espacio será mucho más amplio buscando otorgar como mínimo 5 plazas para adultos.

 

Relacionado