El SUV eléctrico de Mercedes-Benz llegará a los 500 kilómetros de autonomía

0

La semana pasada ofrecimos los primeros detalles del que será en el futuro próximo el primer SUV eléctrico de Mercedes-Benz, aquel con el que competirán frente a frente con el Tesla Model X y el Audi Q6 -entre otros que poco a poco irán llegando-, y con el que la marca de la estrella pretenderá entrar de pleno en el mercado de los eléctricos a gran escala. Una carrera que cada día que pasa se complica, y que pide a gritos y con urgencia, una respuesta de acción rápida.

Con la primera información del SUV eléctrico pudimos confirmar que si bien es cierto que el modelo final no lo veremos hasta finales de década, sí es cierto que veremos al menos un prototipo -quizás dos- que nos anticiparán el modelo final, y de hecho, el primero de ellos lo veremos este año, en el próximo Salón del Automóvil de París. Ahora bien, ¿qué esperamos exactamente de este prototipo en cuestión?

Gran expectación por delante

Mercedes-Benz GLE Coupé (2014)

Las primeras informaciones que poco a poco van llegando ponen sobre la pista que el prototipo contará con al menos dos motores eléctricos, uno situado en cada eje, que se posicionarán así para dar tracción total a las cuatro ruedas. Con estos motores funcionarán de manera conjunta un gran paquete de baterías posiblemente de litio-ión que ayudarán a otorgar una impresionante autonomía de 500 kilómetros. Esta es una cifra mágica de una manera u otra, y pone las cartas sobre la mesa para cualquier SUV eléctrico que realmente busque triunfar en el mercado, ya que todo lo que sea menos de esta cifra, suena… insuficiente. Todos estos datos, por supuesto, se verán reflejados en el modelo final, o viendo la dilación en el tiempo que habrá, serán incluso mayores en este último.

Si te interesa esta noticia...