Motor, competición y nuevos lanzamientos

Acaba de enamorarte de tu BMW M2 con el escape firmado por Akrapovic

0

Si has escuchado en vivo -o en vídeos- un BMW M2, difícilmente podrás criticar el sonido de sus escapes de serie. Aún tratándose de los de serie, consiguen transmitir de manera muy correcta la sinfonía que buscamos en un deportivo radical de seis cilindros sobrealimentado como es su caso, siendo uno de los BMW que mejor suenan de serie de toda la historia. Aunque es evidente que está concebido para poder disfrutarlo sin acabar con lesiones cerebrales en trayectos largos.

Pero si eres de esos que, como nosotros, no te circule de forma correcta la sangre por la cabeza y quieras un sonido aún más alto y contundente, entonces tocará ir al mercado aftermarket. Y acabar en Akraprovic, aunque es bastante caro, también es cierto que es una garantía de éxito, tanto en calidades de acabado como en sonido, ya que no emite un sonido especialmente escandaloso, pero sí más alto que el de serie… y excitante.

Y desde la compañía de eslovenia ya lo tienen listo: está realizado en titanio, por lo que reduce el peso del conjunto en 5,3 kg, además de mejorar sus prestaciones, entregando ahora 9 CV adicionales y 8.8 Nm de par extra que se suman sobre los 370 CV de serie y 500 Nm de par. Además, estéticamente también presenta diferencias, ya que los colines de salida cuentan con una cobertura en fibra de carbono que le da un aspecto racing y diferente.

Además, también cuenta con diferentes modos de funcionamiento que se integran dentro de los modos de funcionamiento del M2. En el caso del modo Comfort, el escape es más silencioso que en condiciones normales, aunque más ruidioso que el escape de serie. En el modo Sport es más ruidoso aún, aunque no es su punto álgido. El punto álgido viene con el tercer modo, que consiste en tener el modo Sport con el control de tracción desconectado, donde verdaderamente se despendola y sintetiza al máximo su sonido.

 

Si te interesa esta noticia...