Motor, competición y nuevos lanzamientos

Android en los coches: Open Automotive Alliance

0

El monopolio en ciertos ámbitos por parte de Google no parece tener fin, algo que le está suscitando últimamente numerosas críticas. Sin embargo, los tentáculos de Google continúan creciendo y llegando a sitios aún por explotar con ellos. En este caso, no nos pilla de sorpresa, porque ya fue algo que comentamos recientemente, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha materializado oficialmente.

Y es que, como recordarás, hace cuestión de una semana circulaban rumores en los que asociaban a Audi con Google para introducir Android en los coches. El proyecto anunciado hoy bajo el nombre Open Automotive Alliance (OAA) ha revelado, finalmente, los fabricantes de coches que han suscrito el acuerdo, que concretamente son los siguientes: Audi, Hyundai, Honda y General Motors (GM). A nivel de hardware, además de estar Google (obvio), también lo estará el fabricante Nvidia -aunque Qualcomm acaba de presentar hoy también sus chips para automóviles y TV-, que suponemos, será la encargada de suministrar los chips para el funcionamiento de los mismos.

Si bien, todo esto es una respuesta por parte de Google al ‘iOS in the Car‘ presentado hace algún tiempo por parte de Apple. Así que será interesante ver, en unos años, las cuotas de penetración por países de unos y otros, tal y como ocurre ahora con el mercado de smartphones y tablets.

¿Cuáles son las ventajas?

Esta implementación de un sistema operativo móvil ya conocido y ampliamente extendido, permitirá por una parte homogeneizar su uso en varios modelos, ofreciendo menos incompatibilidades y un mercado de aplicaciones muchísimo mayor que el que puedan ofrecer los fabricantes que a día de hoy apuestan aún por sus propios SO. Por otra parte, dado que la población por norma general está acostumbrada a su uso y manejo, su adopción no supondrá mayores problemas.

Obviamente, y tal y como ha expresado Google, una de las principales preocupaciones será la seguridad, por lo que no sabemos si además de existir aplicaciones adaptadas para su uso en coches, se permitirá también la instalación de aplicaciones del Play Store.

Por otra parte, parece obvio que cada uno de los fabricantes añadirán su propia capa de personalización para diferenciarlo del resto. Mi pregunta es, igual que ocurre en los móviles, ¿supondrá una ralentización en el manejo general de los mismos, cosa que no ocurre con las versiones stock sin personalización? ¿habrán fabricantes que apuesten en su lugar por no instalarle una capa de personalización?

 

Relacionado