Audi R8 V10 RWS: Así es el primer Audi de propulsión trasera de producción

0

Ya sabíamos que desde Audi se estaban planteando el lanzamiento de un R8 de propulsión trasera aún rompiendo con los esquemas tradicionalmente establecidos dentro de la marca que han estado siempre ligados a la tracción total quattro. Se trata del Audi R8 RWS (Rear Wheel Series), del que tan sólo se fabricarán 999 unidades y llegará tanto en carrocería Coupé como Spyder, haciendo su debut público mañana en el Salón de Fráncfort de 2017.

Porque sí, hasta la fecha, con unas sencillas -y no muy costosas- modificaciones mecánicas, también podíamos hacer nuestro R8 quattro de propulsión trasera, en este caso, ya viene hecho de casa, y… bien hecho. Al prescindir del embrague de acoplamiento y diferencial delantero, su peso para la variante Coupé se reduce en 50 kg mientras que en el Spyder se reduce en 40 kg, manteniendo el mismo propulsor V10 atmosférico de 5.2 litros y 540 CV.

Esta mejora también se constata a nivel prestacional, donde ahora el R8 RWS Spyder requiere de 3,8 segundos para realizar el 0-100 km/h (siendo 0,2 segundos más rápido que el quattro), mientras que por su parte, la variante de techo cerrado requiere ahora de 3,7 segundos, siendo también dos décimas más rápido que la variante de tracción a las cuatro ruedas.

Audi R8 V10 RWS: Así es el primer Audi de propulsión trasera de producción

Stephan Winkelmann, jefe de Audi Sport, denomina a esta variante como un ‘deportivo hecho para puristas’, bebiendo directamente de la esencia del R8 LMS GT 4 de competición, y teniendo unas reacciones mucho más vivas al prescindir de la tracción en uno de sus ejes, permitiendo de esta forma acercarse mucho más al catálogo de otros fabricantes donde Audi es una de las pocas marcas que no ofrece opciones de propulsión trasera no tan focalizadas en la eficacia, sino también en la diversión al volante.

Más allá de los cambios mecánicos, también ha recibido una puesta a punto acorde a su nuevo comportamiento, cuyo chasis y controles dinámicos permiten derrapajes controlados cuando llevamos activo el modo de conducción ‘Dynamic’ y el control de estabilidad en modo ‘Sport’, que ahora es más permisivo.

Se espera que su llegada a los diferentes mercados europeos se haga efectiva en invierno de 2017, con un precio de 140.000 euros correspondiente al  R8 V10 RWS Coupé y 153.000 euros para el R8 V10 RWS Spyder para el mercado alemán -no conocemos todavía los precios para el mercado español-.

Audi R8 V10 RWS

Si te interesa esta noticia...

Update CMP