Motor, competición y nuevos lanzamientos

BlaBlaCar: Los pasajeros deberán pagar una comisión adicional a partir de este año

0

Desde hace poco tiempo, en España se han popularizado las iniciativas de car-sharing, que si bien no son un invento de este siglo precisamente, gracias a las nuevas tecnologías como internet y los smartphones que permiten contar con apps que nos facilitan consultar los datos desde cualquier parte es ahora cuando mayor auge ha tenido.

Y dentro del campo del car-sharing, quizá la empresa más exitosa en nuestro país, en parte por una más que correcta estrategia comercial y campañas de promoción en diversos medios, ha sido BlaBlaCar, que aterrizó hace cuatro años en España y que ha sido un éxito con más de cinco millones de usuarios hasta la fecha.

¿En qué consiste?

BlaBlaCar funciona como una especie de híbrido entre red social y tablón de anuncios que como conductores nos permite “comerciar” con las plazas de nuestro coche a la hora de realizar un desplazamiento de larga distancia. De esta forma, se benefician ambas partes:

– Al conductor le sale gratis o incluso gana dinero con el desplazamiento. Si bien, es algo muy ambiguo y que depende de los factores que queramos meter en la ecuación para calcular el gasto: es decir, si incluimos el desgaste de neumáticos, seguro, impuestos, desgaste mecánico, riesgo de sufrir accidentes, y lo ponderamos, posiblemente no ganemos dinero. Si tomamos únicamente en cuenta la variable de consumo de carburante, en muchos casos sí que acabamos ganando dinero.

– A los acompañantes les sale mucho más económico (por norma general, porque bien es cierto que en determinadas rutas algunos conductores se están subiendo a la parra con los precios) que otros tipos de transporte, como pueda ser bus, que por cercanía de precios, es el más parecido, seguido de trenes, AVEs, aviones… Con este panorama, y con la cada vez mayor cuota de usuarios que tienen, es evidente que ha suscitado muchas quejas por parte de asociaciones y patronales de autobuseros por prácticas de competencia desleal.

De esta forma, BlaBlaCar pone en contacto a conductores y acompañantes (publicando directamente sus correos o teléfonos) y son ellos ya quien cierran el trato yrealizan el pago en mano cuando van a subir al coche por el precio establecido inicialmente. Si bien es cierto que hay muchos que tienden a negociar sobre el precio estipulado, en algunos casos con más éxito que en otros.

La polémica: El pasajero tendrá que pagar un cargo adicional

Las empresas están para generar ingresos, y en su país natal (Francia), han implementado un sistema del que obtener beneficios y que ahora quieren implementar en el resto de países, incluido España. En España, dicho sistema consiste en que se cobra una comisión del 10% sobre el coste total del viaje al pasajero, además del 21% de IVA de dicha comisión. El conductor del coche sigue estando exento de realizar ningún pago a la plataforma cuando publique el anuncio.

De esta forma, en un viaje de 20 euros, el pasajero deberá abonar en concepto de comisión 2 euros, y el IVA de 42 céntimos, costando un total de 22,42 euros, frente a los 20 euros que le costaría con el sistema actual.

¿Supondrá el fin de la plataforma en España esta decisión? Ante el auge de alternativas y haciendo paralelismos con el WhatsApp en España y las artimañas que hacen muchos con tal de no abonar menos de un euro de forma anual por un servicio que usan diariamente, no es de extrañar que cuando se implante este sistema sobre BlaBlaCar, como poco, baje su cuota de mercado a favor de alternativas que sean completamente gratuitas.

Ojo, no quita que me parezca algo abusiva la comisión (un 5% hubiera sido mucho menos agresivo para empezar), pero como empresa que son están para generar dinero, como en este caso hacen lucrándose por un servicio que ofrecen.

Vía: Acelera

Relacionado