BMW apostará en serio por la fibra de carbono

0

Y el caso más próximo lo veremos en el BMW Serie 7 de nueva generación. Ya os he hablado en anteriores ocasiones del gran interés que tienen las marcas premium alemanas de incorporar lo máximo posible materiales ligeros en su gama de modelos más alta, con el fin de maximizar todo lo posible la pérdida de peso. Y esto, acabará por ser una tendencia.

BMW apostará por una expansión de su actual fábrica de fibra de carbono para poder producir una cantidad superior a a las 6.000 toneladas por año. Una cifra tremenda que se traducirá en un uso masivo en combinación con, entre otros, el aluminio y quién sabe, hasta el grafeno. En el caso del Serie 7 se verán por primera vez los resultados de este movimiento, ayudando a que la portentosa berlina alemana pierda hasta 300 kilos en comparación con el modelo actual. ¿Qué te parece? 

Esto es sólo el comienzo

BMW apostará en serio por la fibra de carbono 1

La idea de pensar en un BMW Serie 7 con un peso similar al del actual Serie 5 no vamos a decir que asusta, pero sí impresiona. Da buena cuenta de cómo están evolucionado los coches de alta gama en este sector, y  queda claro que con el Serie 5 -por ejemplo- pasará lo mismo y que se acerque al peso similar de cualquier compacto actual, impresiona si cabe aún más. Esto también nos recuerda al próximo Audi Q7, que pesará aproximadamente 400 kilos menos en su próxima generación.

Mirando el bolsillo, queda claro que el apartado más importante para el cliente será el precio a asumir por el uso intensivo de estos materiales, sobre todo de la fibra de carbono, que hasta hace sólo unos años estaba destinado únicamente a los deportivos de alto calibre. No obstante, cuanto más se produce, menor es el precio. Dicho y hecho… ¿es sólo cuestión de tiempo que el precio pase a ser asequible?

BMW apostará en serio por la fibra de carbono 3

Vía: Automo

Si te interesa esta noticia...

Update CMP