Motor, competición y nuevos lanzamientos

Cazado en España: Mercedes 675LT

0

El McLaren 675LT es ya un hito en la marca británica con sede en Woking, y es que teniendo de antemano que las comparaciones son odiosas… es lo más parecido al F1 Long Tail que la marca británica ha construido hasta ahora. Un recuerdo a un auténtico mito del automóvil que en esta ocasión se sitúa como tope de gama del 650S, y que contando con una producción limitada, tiene todo lo necesario para captar tanta expectación, o incluso más, que el P1.

Porque dejando el P1 a un lado, el 675LT es el McLaren más rápido y potente jamás construido por la firma inglesa, al menos el más potente sin contar con sistema de propulsión híbrido, como ocurre con el P1. Mucho más terrenal, el 675LT tiene la producción limitada a 500 unidades, y verlo es un guiño de suerte. Este fin de semana se ha paseado por Cataluña, aparentemente una unidad de pruebas finales a pesar de que durante el pasado Salón de Ginebra, ya debutó en forma de modelo de producción. 

Difícil de igualar

El McLaren 675LT cuenta con un bloque motor V8 Twin Turbo de 3.8 litros, la joya de la corona en la firma británica. La potencia del 675LT hace honor al nombre del mismo y se fija en 675 caballos y 700 nm de par. Frente al 650S las cifras no se distancian en gran medida, pero es en el chasis y en todo el empaque del coche donde más cambios hay. El 675LT es más largo y crece sobre todo en la línea trasera, aumentando el dinamismo y las prestaciones sobre circuito. También se ha llevado a cabo una importante pérdida de peso, reduciéndolo hasta un total de 1.230 kilos, 100 kilos menos que la cifra fijada en el 650S. El cambio es tan importante o incluso más que el hecho del aumento de potencia, y como combinación es tan brutal que el 675LT puede ser considerado prácticamente como un coche independiente. Alcanza los 200 kilómetros por hora desde parado en sólo 7.9 segundos, y acelera de 0 a 100 km/h en 2.9 segundos, igualando aquí a rivales en teoría de mayor potencia y magnitud como el mismísimo Lamborghini Aventador LP750-4 SV, mucho más pesado, por cierto.

Es interesante recalcar que el McLaren 675LT, a pesar de no superar los 700 cv de potencia, en prestaciones sobre circuito y en aceleración pura equipara a rivales de mayor magnitud como el ya mencionado Aventador SuperVeloce. La mayor diferencia entre el británico y el resto reside en la velocidad máxima, fijada en 330 km/h mientras que el SuperVeloce, por ejemplo, vuela hasta los 350 km/h. Aunque la vida útil del 650S será larga, es posible que el 675LT sea el tope de gama y como ya anunció McLaren recientemente, el más potente de la saga siendo el previo paso de evoluciones hacia el mercado híbrido. Porque más tarde o más temprano, la gama alta de la firma será híbrida y esto supondrá al menos que el 50% de los modelos adopten una tecnología similar a la ya vista en el P1.

Vía: Los Coches de Paco (visto en AutoGespot)

Si te interesa esta noticia...