El comienzo del fin: El Volvo S60 2019 no contará con motores diésel

0

No debería pillar a nadie por sorpresa, pero Volvo sigue dispuesta a cumplir su palabra. El futuro de la marca es eléctrico y por ello, es ineludible comenzar a arrancar con los motores a diésel, que son los más costosos de mantener en la gama por la complejidad de sus sistemas anticontaminación capaces de cumplir con las nuevas normativas.

Es por ello que la nueva generación del Volvo S60 que llegará después de primavera, será el primer modelo de nuevo cuño de la marca que prescinda de los motores diésel, tal y como ha confirmado de manera oficial la compañía sueca. Y no sólo eso, sino que tampoco desarrollarán nuevas generaciones de motores diésel.

Uno de los modelos más recientes de la compañía que no ha entrado dentro de este plan de futuro es el V60, que sí que ha venido bajo el brazo con los motores diésel D3 y D4.

Y junto a esto, la estrategia del fabricante también pasará porque a partir del año 2019, los modelos nuevos que lancen ya cuenten con algún tipo de electrificación, es decir, que todos los motores gasolina deberían ser híbridos o híbridos enchufables… o en su defecto, que prescindan del motor térmico y sean 100 % eléctricos.

En concreto, el nuevo Volvo S60 contará en primera instancia por motores gasolina de cuatro cilindros Drive-E y configuraciones híbridas enchufables con motor gasolina. En 2019, además, llegarán los mild hybrid de 48V.

Los planes de la compañía pasan porque en el año 2025 el 50% de las ventas de sus modelos correspondan a modelos 100% eléctricos, y el nuevo S60 es un actor fundamental dentro de este cambio, modelo, que por cierto, estará construido sobre la plataforma escalable (SPA) como la que se emplea en la familia 90 (S90, XC90 y V90).

Si te interesa esta noticia...

Update CMP