Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Mercedes AMG GT4 continúa adelante, nuevas ilustraciones

0

Mercedes-Benz está trabajando intensamente en el desarrollo y puesta a punto del que será el Mercedes CLS de tercera generación. Un gran cambio respecto al actual y anterior CLS y que a su vez vendrá marcado por el empuje brutal que la marca alemana está llevando a cabo con el que será, con diferencia, el cuatro puertas más alucinante y dinámico que jamás hayan puesto a la venta. Y es que es muy posible que la marca de la estrella baje considerablemente el techo de desarrollo del CLS, porque el Mercedes AMG GT4 será el que tome las riendas de una manera o de otra.

A principios de verano pudimos confirmar datos elementales del AMG GT4 tales como que se acercará mucho más al concepto de deportivo que el CLS, el cual quedará relegado como una berlina de aires coupé más premium y señorial, acercándose más en concepto y filosofía al Clase E, por ejemplo. El AMG GT4 estará basado en el chasis del próximo CLS -el cual llegará al mercado en 2018- pero tanto por estética como aerodinámica se acercará más a la filosofía del AMG GT tal y como lo conocemos. Después de saber que el Porsche Panamera de segunda generación aterrizará en el mercado con un aspecto y unas capacidades dinámicas brutales, la marca de la estrella buscará competir frente a frente con el alemán, pero sin abandonar el nicho que actualmente ocupa el CLS, que es muy bueno. 

Motores gasolina y diésel, incluyendo variantes AMG Performance

20092381159_f48d6ca34a_b

Aunque Mercedes-Benz lo posicionará por encima del CLS, el AMG GT4 (no se sabe aún el nombre oficial) contará con una amplia gama de motorizaciones tanto gasolina como diésel, no se ceñirá únicamente a motorizaciones con sello AMG. El objetivo principal pasará por competir con el Panamera, y como tal los motores base serán de seis cilindros tanto los gasolina como los diésel, partiendo de aproximadamente 400 caballos en ambos casos. En el otro extremo, los que lleven propulsor AMG compartirán bloque con el AMG GT, es decir, un V8 Twin Turbo de 4.0 litros en dos guisas: 462 y 510 caballos. También veremos un tope de gama con 585 cv que portará un V8 también turboalimentado y con 5.5 litros, compitiendo así con el Panamera Turbo S que en la segunda generación pasará de 570 a prácticamente 600 caballos.

El volumen de ventas será de 15.000 unidades anuales

Con este modelo, Mercedes-Benz y AMG aumentarán las ventas de la división de altas prestaciones hasta un total de 60.000 unidades anuales, siendo 15.000 de las mismas fijadas para este modelo. Aunque no todos los motores serán AMG, sí se comercializará con esta denominación ya que tanto el chasis como la aerodinámica estará desarrollada por esta división.

Ilustraciones: Theophilus Chin

 

Si te interesa esta noticia...