Motor, competición y nuevos lanzamientos

Los errores del Porsche Panamera, a escena

1

Cuando el Porsche Panamera apareció en escena hace ya cinco años, nos quedó muy claro que el diseño y el aspecto exterior era lo que más iba a dar que hablar a lo largo de la carrera del cinco puertas alemán, y no estábamos equivocados. Porque hoy, cinco años después y desde Stuttgart, el CEO de Porsche, Matthias Müller, habla alto y claro.

Matthias ha especificado que se cometieron errores en el diseño tanto exterior como interior, dejando entrever que las cosas se podían haber hecho mucho mejor, y que en términos generales es un modelo que ha causado un gran revuelo en Porsche. Tanto, que a cinco años del lanzamiento de la primera generación, estamos a las puertas de que el sustituto esté muy cerca de debutar en el mercado internacional. 

Los cambios serán importantes

Hasta ahora, todas las informaciones apuntaban a un diseño no tan inquietante y menos abrupto que el mostrado por el actual Panamera, y esto será así. Lo que quizás no esperamos con tanta tranquilidad es la confirmación de Matthias en cuanto a un diseño rompedor, innovador y sorprendente que no gustará a muchos, palabras textuales. ¿Deberíamos esperar pues un aspecto más personal y desde luego más deportivo?

La decisión que tomen en Porsche respecto al diseño del Panamera será clave. Tenemos muy claro que será muy diferente del actual modelo, pero lo que no está en absoluto confirmado es la dirección final que tomarán en la casa alemana. En cualquier caso, el uso de la plataforma MSB del Grupo VAG (un peso neto inferior en más de 100 kilos) y la incorporación de nuevos motores V6 y V8 (puerta abierta a opciones más potentes y modelos híbridos), mejorarán notablemente las prestaciones tanto en circuito como en ciudad, junto con una reducción importante en emisiones contaminantes y gasto de carburante.

Si te interesa esta noticia...
  • Rest

    Estas declaraciones me resultan un insulto hacia los propietarios actuales del vehículo. Personalmente, si fuese uno de ellos, le exigiría daños y perjuicios por hacerme ver la realidad.