Ford admite problemas de refrigeración en el motor de los Focus RS Mk3

0

Pese a las virtudes y atractivo que ofrece la actual generación del Ford Focus RS en términos de prestaciones y diversión, podemos aplicar el dicho popular de “no es oro todo lo que reluce”. Y es que, las primeras series fabricadas están experimentando en algunos casos un problema grave de refrigeración de motor del que ya habíamos tenido constancia por parte de la publicación de vídeos por usuarios del modelo y que ahora Ford ha reconocido la existencia de dicho problema de manera oficial.

Parece ser que debido a un defecto de fabricación en los materiales empleados para el bloque y culata del motor 2.3 EcoBoost, éste tiene un fallo de estanqueidad que filtra el refrigerante a los cilindros cuando el motor está frío (al impedir que la junta de culata pueda realizar su trabajo correctamente), dando como resultado un consumo desmesurado de refrigerante que se manifiesta a través del humo blanco en el escape -lo que vimos en los vídeos que aparecieron en numerosas redes sociales-. Y en muchos casos, se está manifestando en vehículos con un kilometraje inferior a los 10.000 kilómetros.

Ford admite problemas de refrigeración en el motor de los Focus RS Mk3

Ford ya ha solucionado el problema en los últimos 2.3 EcoBoost, siendo importante matizar también que el problema sólo afecta a los Focus RS de primera generación y no al Mustang con el mismo motor cuyas especificaciones varían ligeramente, ya que emplea una aleación diferente que impide que el problema se reproduzca.

¿Qué está pasando con todos aquellos clientes que sufren el problema? Como cabría esperar ante un problema tan grave como el que relatamos, Ford está ejecutando las garantías sobre ellos, reemplazando directamente los motores por los 2.3 EcoBoost de nuevas referencias que ya no están afectados.

Vía: Autocar

Si te interesa esta noticia...

Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. AceptarLeer más