Motor, competición y nuevos lanzamientos

Fotos espía del Jaguar F-Pace, aún con un largo desarrollo por delante

0

El Jaguar F-Pace será la respuesta al esperado C-X17 de producción. Aquel prototipo que Jaguar presentó en 2013 como un SUV contundente y con perspectivas de mercado, pero que aún más de dos años después seguimos esperando un atisbo de que de una vez por todas, se presente en el mercado como una apuesta a tener en cuenta y que sea un quebradero de cabeza de cara a los principales rivales europeos, que no serán pocos y no tan fáciles de batir. Porque el Jaguar F-Pace será el SUV por excelencia de la marca, pero para ello lo tendremos que conocer en algún momento… y aún se presenta en esta guisa.

Con un contundente camuflaje y cazado en el Reino Unido, el F-Type estará basado en la plataforma iQ[Al] de Jaguar la cual está protagonizada en su mayoría por aluminio y aluminio reforzado. El reto es conseguir un gran crossover urbano y con ciertas aptitudes off-road que más que rivalizar cara a cara con el BMW X4 o el Audi Q5 entre otros, se posicione como una alternativa factible y a tener en cuenta tanto por los europeos y españoles, como por los norteamericanos. Para ello, Jaguar tirará de libro y el diseño del C-X17 se modificará mínimamente para la ocasión y el modelo final tendrá grandes similitudes con el prototipo original. No obstante, los mayores cambios tendrán que ser bajo la carrocería para poder estar a la misma altura que los alemanes más premium. Y esto, no será tan fácil… 

No sólo en Alemania lo tendrán complicado

Marcas como Alfa Romeo ya están ultimando el desarrollo de sus propios todoterrenos urbanos, por lo que el Jaguar F-Type, que ni siquiera tiene una fecha clara de puesta en el mercado, será el único en presentarse como un SUV premium y de altas perspectivas. Sí es cierto que los británicos pondrán todos sus esfuerzos y renovada tecnología implementada en otros modelos sin ir más lejos, como en el XE. Los motores Ingenium con bloque de aluminio destacarán en la gama de motores turbodiésel, como ya ha ocurrido con el Range Rover Evoque. En el apartado gasolina veremos motorizaciones similares a las del XE pero con más cilindrada y potencia, dejando espacio incluso para el V6 del F-Type S. ¿Habrá cabida para al menos, una versión híbrida? 

Los más optimistas sitúan el debut del F-Pace definitivo en el último tramo de este año. De por sí el nombre comercial es relativamente personal, y quizás muchos presten más atención al hecho de que será el anticipo más claro y posible del XF de nueva generación, un coche mucho más global y de mayor auge de ventas en la firma británica. Las indicaciones continúan situando en el futuro F-Type RS de alto rendimiento -que lo habrá- el V8 sobrealimentado de 5.0 litros, quizás ya obsoleto y no tan idóneo mirando sobre todo, cómo están evolucionando en las casas rivales.

Foto espía: Westside Cars

Si te interesa esta noticia...