Motor, competición y nuevos lanzamientos

Hablemos del BMW Z2

0

No, el BMW Z2 no existe, al menos de cara a nosotros, la prensa y el público general. Pero a día de hoy y por una corriente de rumores y filtraciones, ya sean por reales o simplemente derivadas de conexiones inexistentes para tener una mayor audiencia, todos estamos de acuerdo en que hay grandes posibilidades de que de puertas hacia adentro en la casa alemana, sí existe.

Es por ello que hablar de un pequeño roadster que rivalice con otros como el Lotus Elise y el Mazda MX-5 sí es factible, pero… ¿por parte de BMW? Antes de nada, situémonos:

El nuevo Z4, actual y desde hace muchos años roadster insignia de la marca, ha subido de nivel tanto en tamaño como en precio, y es por ende que este camino parece claro: abrir la puerta a un hermano pequeño. Ya lo hemos debatido aquí en muchas ocasiones, pero ahora la pregunta es: ¿hacia dónde nos lleva este camino?

Por una parte, Mini, la filial inglesa de los bávaros, tiene en mente también un roadster y que si no encajamos bien las piezas choca directamente con el Z2. Ahora bien, si tenemos en cuenta que el Mini Speedster es realmente un Mini algo más largo y biplaza con aires deportivos al más puro estilo Opel GT -salvando las enormes diferencias-, ¿qué pasa con el Z2? A diferencia del inglés, éste último sería también biplaza pero con un nivel de calidad y mercado considerablemente mayor, teniendo un precio base que rondaría los 25.000 euros. De esta forma, el escalón de roadsters por parte de BMW quedaría así:

  • Mini Speedster
  • BMW Z2
  • BMW Z4

Como verás, se ofrece todo: un pequeño roadster para gran parte de los bolsillos, de un diseño muy actual y al fin y al cabo, con chasis y plataforma BMW. Más arriba, con un roadster más alto de nivel, con variedad de plataformas tanto hechas para ahorrar como para sentir la deportividad, y con un precio ya algo menos público, pero que estaría más que dentro de lo obligado -por así decirlo- del mercado.

Y más arriba, nos encontramos con el súmmum, el increíble y nuevo Z4. Hablar de él ya lo hemos hecho aquí, y decir que es el mejor roadster que BMW ha fabricado jamás tal vez sea quedarse corto. Es poesía, y habiendo dado un paso firme y decidido hacia el uso del techo duro retráctil, quizás sea hora de plantearse si lo importante dentro de la gama Z no es el pequeño, sino otro… del que no se tiene certeza alguna. El tiempo lo dirá.

Relacionado