Honda Civic Sedán 2017: Vuelve esta variante a España a partir de 24.940 euros

1

La última versión de tres cuerpos comercializada en España del Honda Civic se remonta al Civic Hybrid de octava generación, comercializándose exclusivamente dicha carrocería bajo esa variante y no con otras motorizaciones como sucedía en otros países. En esta ocasión, y aprovechando la globalización del modelo, Honda España ha querido traer a nuestro país también esta variante para probar suerte y ver si de esta forma acaba de cuajar: el Honda Civic Sedán.

Por el momento aterriza con un único motor, el 1.5 Turbo VTEC de 182 CV de inyección directa y con posibilidad de montar la caja de cambios manual de seis velocidades o en su defecto un cambio CVT de siete velocidades. La gama se ampliará más tarde con la incorporación de un motor diésel que debería llegar a finales de este año. Nos llama la atención que Honda no haya querido ofertar el 1.0 VTEC de 130 CV que posiblemente gozaría de una mayor aceptación comercial.

Frente a la versión de cinco puertas, el Civic Sedán aumenta su longitud en 13 centímetros, computando un total de 4,65 metros, logrando de esta forma un maletero cuya capacidad de carga asciende a los 519 litros, traduciéndose también en una mejora en su habitabilidad interior.

En lo que respecta a sus niveles de equipamiento, está disponible con tres en total: Confort, Elegance y Executive. En todos ellos, viene de serie el climatizador automático, lector de señales de tráfico, Bluetooth, avisador de cambio involuntario de carril o puerto USB. Recurre también -como vimos en la versión de cinco puertas- a la segunda generación del sistema de infoentretenimiento Honda Connect, que es compatible tanto con Android Auto y Apple CarPlay.

VersiónPrecio
1.5 VTEC Turbo 182 CV Comfort24.940 euros
1.5 VTEC Turbo 182 CV Comfort Aut.26.240 euros
1.5 VTEC Turbo 182 CV Elegance26.840 euros
1.5 VTEC Turbo 182 CV Elegance Aut.28.700 euros
1.5 VTEC Turbo 182 CV Executive30.040 euros
1.5 VTEC Turbo 182 CV Executive Aut.31.340 euros

Relacionado

  • Ernesto

    Este si que es bonito, no el del “culo cortado”