Motor, competición y nuevos lanzamientos

La producción del BMW i8, vendida durante un año

1

No hemos dudado en ningún momento de las grandes expectativas que teníamos tanto nosotros como la propia firma alemana, en la puesta en escena del BMW i8 de producción. Y es que aunque siempre se ha echado en falta una potencia exhuberante aunque innecesaria o una extravagancia enorme, estamos ante un coche único en su clase y con un futuro muchísimo más prometedor, que el de cualquier exótico de hoy día.

¿Por qué decimos esto? El mercado de los deportivos evoluciona, pero siempre camina por la misma tendencia. Los de Múnich han creado un deportivo que se sale de lo habitual. Un coche que premia la deportividad con eficiencia y con una clara orientación hacia la búsqueda de tecnologías más verdes, y ante todo, no premiando un exceso innecesario de potencia. Los datos ya han hablado, y podemos decirlo alto y claro: la producción del BMW i8 ya está vendida durante un año completo

El comienzo de lo inesperado

La producción del BMW i8, vendida durante un año 2

Esta noticia llega de la mano de otra: la marca alemana ya cuenta con más de 10.000 unidades reservadas del BMW i3, además de las del i8, que no han salido a la luz. Cifras muy importantes si tenemos en cuenta que ambos debutaron hace sólo unos meses, y que ni siquiera han comenzado a llegar al mercado de forma general, a excepción de las primeras unidades que se entregaron en Alemania.

Recordemos que el BMW i8 es un coche que a primera vista resalta como un verdadero exótico. Bajo la carrocería, se alberga un bloque motor de 213 caballos, turboalimentado y de 3 cilindros. A su vez, éste motor funciona con un propulsor eléctrico que genera 130 caballos más. En total, casi 350 caballos con un consumo de sólo 2,5 litros por cada 100 kilómetros recorridos. Sólo un aviso de que en tan sólo unos años, la potencia puede llegar a duplicarse mientras que el consumo quede, como mínimo, estabilizado en una cifra muy similar.

Vía: Reuters

Si te interesa esta noticia...