Motor, competición y nuevos lanzamientos

Lamborghini entrega el primer Veneno Roadster

0

El Lamborghini Veneno Roadster es el súmmum de la marca italiana, no hay más. Que no nos engañen con que el Aventador es el más rápido de la casa, porque el Veneno tanto coupé como descapotable, es la máxima expresión del nombre que porta.

Del Veneno Roadster se construirán un total de 9 unidades (3 unidades en el caso del coupé) y durante estos días ha aterrizado la primera de ellas, concretamente en la isla de Hong Kong. La expectación, como es lógico, ha sido tremenda. Y merecida, por cierto. 

Pintado en blanco y sin esconder la carrocería desarrollada en fibra de carbono, la imagen y presencia del Veneno Roadster es brutal. Juega en la misma liga que los superexóticos que ya conocemos de sobra (Porsche 918 Spyder, McLaren P1, Ferrari LaFerrari…) pero por contar con una producción tan limitada, no suele incluirse en estos registros. Más que un coche de ventas un puro homenaje, recordemos que la mecánica es fiel a la esencia más pura de Lamborghini, y no esconde secretos de híbrido o tecnologías punteras de esta época, sino que todo es tradicional. Un peso inferior a la tonelada y media, un V12 de 6.5 litros y una potencia de 740 caballos, aseguran una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 2.9 segundos. La velocidad punta del Veneno Roadster es superior a los 350 km/h.

No me he olvidado del Sesto Elemento, que debutó en 2013 y a pesar de ser bastante menos potente (610 caballos) es más rápido en aceleración y cuenta con mayor velocidad punta. No obstante, a diferencia del Veneno Roadster no es street-legal, sólo para circuito y para rodar en manos muy selectas del cupo de clientes de Lamborghini.

Relacionado