Motor, competición y nuevos lanzamientos

Lo que realmente esperamos del BMW X1

1

Lo que realmente esperamos del BMW X1

El BMW X1 que veremos aterrizar en el mercado en poco más de un año será similar en concepto y esencia al modelo actual, pero muy diferente en las profundidades. Como ya te confirmé, el X1 de segunda generación estará basado en el chasis del nuevo MINI y como tal, será tracción delantera. Más allá de esto, no tiene porqué ser una mala noticia, sino todo lo contrario…

…y es que en la búsqueda de maximizar el ahorro de costes, BMW orientará el X1 hacia el mercado en el cual mejor se vende, y prescindirá de todo lo innecesario. Una parte de lo que no necesita el X1 es el chasis actual, propulsión. Necesita una buena plataforma de tracción delantera, y esto será muy positivo para el pequeño crossover alemán. 

La gama de motorizaciones será clave

Lo que realmente esperamos del BMW X1

Compartiendo chasis con el próximo MINI, es de recibo que la gama de propulsores presente en el próximo BMW X1 estará ampliamente dominada por el sector de los tres cilindros. En la gama diésel y también en los gasolina, este número mágico marcará una gama de motores siempre eficiente y medianamente potente. En la búsqueda para ofrecer una versión tope de gama y de alto carácter deportivo, la firma bávara ofrecerá un 4 cilindros turboalimentado de al menos 2.0 litros, y una potencia sobrante de 300 caballos. No está confirmado que vaya a ser la motorización disponible con un sistema híbrido, pero podría ser así para que, en combinación, un hipotético X1 M desarrollase 330 o 340 caballos.

BMW apostará fuerte por el X1 tanto en versión de tres, como de cinco puertas. El chasis UKL y las motorizaciones de 3 cilindros serán movimientos fundamentales y muy necesarios para un crossover que ha sido un brillante éxito, pero aún con mucho que mejorar.

Si te interesa esta noticia...