Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Mercedes AMG GT Black Series llegará, pero no aún

0

No vamos a negar que el recorrido que lleva el Mercedes AMG GT es brutal, en su segundo año de comercialización ya se ha posicionado como el mejor deportivo de la marca alemana apto para el día a día, ganando en todos los aspectos al SLS AMG Gullwing a pesar de ser inferior sobre papeles. Tiene mucha vida por delante, y las sorpresas que quedan por venir no nos dejarán indiferente.

Ya hemos repasado en más de una ocasión las serias posibilidades de ver en el mercado una variante de alto rendimiento -más aún- con el sello Black Series, que vaya más allá de los 510 caballos del Mercedes AMG GT S y la aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 3.8 segundos. El AMG GT Black Series, que superará los 560 cv, pulverizará estos registros. 

Más ligero, más rápido… pero lento en llegar

Desde la marca alemana, Tobias Moers (CEO de la división AMG Performance) ha confirmado que aún no veremos debutar esta variante, ya que está en desarrollo y que por término general, las versiones Black Series suelen llegar a producción cuando la vida útil del coche en cuestión ya está en el ocaso. Pensando que nos esperan al menos cinco años completos de vida útil del AMG GT por delante, pensar en la llegada del Black Series cuando aterrice la renovación de medio ciclo, parece más probable.

Con más de 560 caballos, el exterior e interior recibirán cambios que lo situarán casi como un coche de competición adaptado para el día a día. Yendo más allá, Tobias Moers también abre la puerta a una versión que se sitúe entre el AMG GT S y el Black Series, lo que trastocaría lo que hemos hablado hasta ahora y pensando en el Black Series con más de 600 caballos. ¿Quién sabe? Quizás con menos de 1.400 kilos, la rivalidad con el Porsche 918 Spyder y el McLaren P1 sobre circuito, no sea tan efímera.

Relacionado