Plan PIMA Aire y PIVE 4: Próximos a agotar fondos

0

Como suele ser habitual, los planes de ayuda en la compra de vehículos en España están limitados por fecha y además por presupuesto, expirando hasta la fecha siempre por el mismo patrón: presupuesto agotado. Es por ello que siempre suelen durar pocos meses, anticipándose mucho a la fecha impuesta por el gobierno como tope.

Actualmente, en España contamos con dos planes en materia de ayudas a la compra de vehículos, el Plan PIVE -en su cuarta edición- y el Plan PIMA Aire. Este último, enfocado a los vehículos comerciales ligeros, furgonetas, así como ciclomotores y bicicletas eléctricas, al igual que el PIVE, ha sido un rotundo éxito, marcando una senda de crecimiento en el mercado de los vehículos comerciales desde su puesta en marcha en el pasado mes de Febrero y más tarde se prorrogó con el PIMA Aire 2, llegando también a particulares.

Pero según diversas fuentes, su dotación presupuestaria de 38 millones de euros se ha acabado, si bien, estaba prevista su vigencia hasta el día 31 de este mes. No sabemos si se prorrogará (existen menos antecedentes que con el PIVE), pero teniendo en cuenta que este tipo de subvenciones retornan en positivo para las arcas públicas, y resultan beneficiosos tanto para el parque automovilístico de nuestro país, así como para concesionarios y patronales, es de esperar que durante los próximos días veamos una extensión del mismo.

El PIVE 4, próximo a su finalización

Respecto a la cuarta edición del PIVE, estamos más acostumbrados a los continuos agotamientos presupuestarios y posterior prorrogación a través de una nueva edición. Recordemos que en esta cuarta edición, la dotación disponible era de 70 millones de euros, cuyo objetivo era la renovación de 70.000 automóviles y que comenzó el pasado día 31 de Octubre, y que al igual que los anteriores, ha mantenido la tónica de mitigar al máximo posible la caída de ventas generalizada en el sector desde el inicio de la crisis.

Las previsiones del gobierno para este plan, estimaban que se agotara durante los primeros días de 2014, tras la vorágine consumista típica de estas fechas navideñas.

Vía: El economista

Si te interesa esta noticia...

Update CMP