Porsche Cajun, desde el ‘Ring

De la misma guisa que la primera vez, hoy de nuevo el Porsche Cajun vuelve al viejo Nordschleife para continuar su camino. Enfundado en una carrocería del Audi Q5, está claro que lo que hay debajo, es mucho más bruto.

Y por supuesto, más deportivo. Más que nada porque el Porsche Cajun va a ser mucho más que un hermano pequeño del Cayenne, y se va a posicionar como un crossover de alto, muy alto carácter deportivo.

¿En qué nos basamos para decir esto? El Cayenne cumplirá su ciclo en el 2017 con la actual generación, y no habrá una nueva. Y hasta que ese momento llegue, Porsche quiere situar en el mercado un modelo menos portentoso y robusto, que sea más cercano a las carreteras de alta velocidad, y que no desentone tanto con la filosofía deportiva de Porsche. Ahí es donde estará el Cajun.

Por ahora, dado que las pruebas son muy iniciales, no podemos hablar de fotos espía con camuflaje. A simple vista es un Q5, pero mucho, mucho más ancho… y más bajo.

cajun-mule-5-copy

Si te interesa esta noticia...
Comentarios