Primer vistazo al Mercedes AMG A 45 Sedán, ¿objetivo prioritario?

1

El Mercedes AMG A 45 Sedán será la cúspide de la variante berlina del Clase A de segunda generación que debutó hace solo unos meses. Con la lección aprendida, la marca de la estrella marcó un giro importante -e inesperado- dejando a un lado el CLS para un nicho de mercado muy concreto, y otorgando al Clase A Sedán un mayor impacto a nivel global. Esto, por supuesto, incluye una expansión completa y es aquí donde el AMG A 45 es igual de necesario que el AMG A 35.

La nueva generación del Mercedes Clase A va a tener todo lo necesario para durar en el mercado hasta mediados de la próxima década. Una fecha que se dice pronto, pero que no deja de entrever siete años completos en el mercado y para aguantarlo, no solo se necesita un chasis sólido y muy moderno, sino también un cúmulo de versiones y variantes con capacidad de crecimiento, y que otorguen grandes aptitudes al mercado. El AMG A 45 Sedán será la punta de lanza de una de las variantes, y el futuro es más prometedor de lo que parece para el pequeño sedán deportivo.

Al igual que su homónimo hatchback de cinco puertas, el AMG A 45 Sedán contará con el nuevo motor 2.0 litros turbo de 4 cilindros, otorgando una potencia neta superior a 400 caballos. Esta marca lo situará en la cúspide, dejando un espacio más que necesario e interesante de cara a la evolución y expansión de las versiones AMG A 35, que en toda la gama del Clase A ofrecerá una potencia aproximada entre 330 y 360 caballos. Con esta marca, la rivalidad con modelos como el Audi S3 Sedán estará más que garantizada.

Ilustración: X-Tomi

Si te interesa esta noticia...