Motor, competición y nuevos lanzamientos

Un propietario de un Volkswagen Tiguan pierde un juicio en España por el caso “Dieselgate”

1

Ya tenemos la primera sentencia en España que falla a favor de la multinacional Volkswagen por el escándalo del caso “Dieselgate“. Aunque en otros países ya conocíamos sentencias desde hace algún tiempo, en España no se han comenzado a hacer efectivas hasta la fecha por parte de entes particulares que han decidido ir en contra de la marca.

En este caso, la sentencia viene desde el juzgado de primera instancia en Torrelavega (Cantabria) y el demandante es el propietario de un Volkswagen Tiguan 2.0 TDI adquirido en Mayo de 2012 que buscaba la cancelación del contrato de venta del vehículo con la devolución del importe íntegro del mismo (cuyo importe es de 34.541,90 euros).

Mientras que la parte demandante alegaba que su vehículo contaba con el motor trucado para poder pasar las pruebas de emisiones (algo reconocido por Volkswagen tras destaparse el escándalo), el juez ha desestimado la operación dado que alega que el vendedor tuviera constancia del software malintencionado instalado sobre el vehículo, ya que además de ir contra la propia marca, también lo hacía contra el concesionario que le vendió su unidad (Parte Automóviles en Torrelavega). El juez también hace hincapié en que no se ha producido un error relevante y que el vehículo es apto para circular por la vía pública tras realizar las reparaciones pertinentes por parte de la marca en la llamada a revisión masiva, por tanto no se justifica que el comprador haya salido perjudicado.

Un propietario de un Volkswagen Tiguan pierde un juicio en España por el caso "Dieselgate" 2

Curiosamente, otras de las razones que alega el juez para no anular el contrato es que alega que el comprador no tiene ningún vínculo especial ni conciencia medioambiental al no pertenecer a una asociación ecologista realizando aportaciones económicas. Tampoco ayuda el hecho de que a nivel europeo ni estatal exista ninguna sentencia para paralizar la circulación de los vehículos afectados hasta que se proceda a su reparación.

El comprador podrá optar al fallo (cosa complicada con este panorama que se vislumbra), así que le tocará correr con las costas judiciales del proceso.

Relacionado
  • Ernesto

    ¡¡con dos ….. sr, juez!! Se ve que entre las materias de su carrera no estudió automoción.
    Seguro que no tiene un VW trucado, Alguien tiene que poner la primera sentencia ¿no? y podía haber sido Ud. ¡qué oportunidad dejó escapar amigo! Así nos va en esta país….