Motor, competición y nuevos lanzamientos

El próximo 911 GT3 se podrá escoger con transmisión manual, Porsche rectifica

0

Durante la semana pasada debutó en el Salón de Ginebra el Porsche 911 GT3 RS, que posiblemente será el súmmum del deportivo alemán en cuanto a radicalidad y deportividad. Haciendo uso de un bloque motor de 4.0 litros, 500 caballos, siendo puro atmosférico y posicionándose como un verdadero caballo de batalla ganador. Sin embargo, quizás -y digo quizás- uno de los defectos que tiene lo ha arrastrado directamente del 911 GT3 de una manera inequívoca e inevitable, y ha sido contar con transmisión automática PDK como estándar. Algo que en su día generó muchísimas críticas cuando conocimos las prestaciones del GT3, y que ahora parece que todo más o menos ya está aceptado. Sin embago…

en Porsche no han olvidado esas críticas. Desde la marca alemana han confirmado que las transmisiones manuales estarán muy presentes en todos y cada uno de los modelos GT de Porsche, sobre todo tras ver el portentoso éxito que está teniendo el Cayman GT4, que es muy purista y que por cierto, desde la marca alemana desarrollaron en todo momento con la transmisión manual de 6 velocidades como núcleo de deportividad, por así decirlo. Pero centrándonos en el 911 GT3, podemos decir abiertamente que la próxima generación contará con la transmisión automática PDK, pero Porsche permitirá a los clientes potenciales poder escoger entre esta, y la caja de cambios manual de toda la vida

Buscando el equilibrio entre prestaciones y purismo

El Porsche 911 GT3 RS estrenará nuevo motor 1

Hablar de purismo es quizás una jerga un poco, cómo decirlo, extravagante. Sin embargo no es ningún secreto que al igual que los rumores en torno a un hipotético GT3 turbo son tachados con rotundidad, debe haber al menos una opción para los que quieran un GT3 de toda la vida, con una caja de cambios manual. Porque a pesar de que con el PDK se ganan segundos en circuito, quizás no ayuda a que el conductor “conecte” con el deportivo alemán, al menos no de la misma forma que ocurría en antaño. En búsqueda de una filosofía idónea para todos, Porsche aplicará la metodología que ha conseguido ser un éxito apabullante en el Cayman GT4. Y es que es curioso que con este último nadie haya echado en falta una transmisión automática de doble embrague para ganar algunas décimas en circuito, ¿no?

El 911 GT2 desaparecerá

El año pasado os confirmé que la gama del Porsche 911 será turboalimentada al completo, exceptuando los modelos GT. Es obvio que Porsche mantendrá la gama del GT3 con el bloque motor atmosférico, porque no hacerlo sería un suicidio y un punto muy negativo, mucho mayor que la caja PDK. Como tal, es más plausible y seguro decir que el 911 GT2 como tal tiene los días contados, tanto es así que en esta presente generación, la 991, no veremos un GT2 y si existiese un hipotético caso en el que sí llegase al mercado, será el último en hacerlo. Porque con todos los modelos del 911 recibiendo turbocompresores, el GTS en el futuro equiparará las prestaciones del actual Turbo y el 911 Turbo como tal pulverizará las cifras y prestaciones del modelo actual, haciendo innecesario que exista un GT2.

Relacionado