Motor, competición y nuevos lanzamientos

El próximo Mercedes SL será el sustituto del AMG GT

0

Es interesante ver cómo con el paso de los años, el buque insignia de la marca alemana en cuestión de deportividad y capacidades dinámicas ha ido evolucionando por diferentes derroteros, hasta dar con una fórmula que se presume casi-perfecta. Podríamos decir que todo comenzó con el SLR McLaren, y tras el SLS AMG Gullwing, el AMG GT ha terminado por cosechar lo mejor y portar una experiencia que ha servido para que el deportivo alemán, haya cuajado a la perfección en todos los mercados donde está disponible.

Sin embargo, la vida útil del AMG GT no será demasiado larga. De hecho, se prevé que la versión Black Series llegue a finales de 2018 y que la producción finalice a finales del año siguiente o principios de 2020. Esta fecha coincide con plenitud con el lanzamiento del Mercedes SL de próxima generación, y que ojo, partirá de una evolución del chasis actual que porta el AMG GT. ¿Qué quiere decir esto?

A grandes rasgos, el próximo Mercedes SL será mucho más dinámico y de mayores capacidades deportivas que el actual, inspirado en el AMG GT -en pantalla-. Con el paso de los años, el concepto del SL ha llegado un punto en el que está prácticamente obsoleto, con un cupo de ventas muy reducido, pero en Mercedes-Benz quieren adaptar el icono de la estrella a los nuevos tiempos, aunque esto implique no lanzar un sucesor directo del AMG GT. ¿Cómo plantearlo? Será fácil: el Mercedes SL que veremos debutar a finales de década será a priori un descapotable deportivo con un diseño elegante y conservador pero también moderno, y por primera vez desde la generación R129, contará con techo de lona eléctrico. Este cambio se debe principalmente al enfoque en el mercado que quieren plantear, un menor peso, y ojo, porque con esto se abre la puerta al que será el SL coupé.

Este cambio también será debido a la incorporación no tan reciente al mercado del Mercedes Clase S Cabrio. La llegada de un descapotable de auténtico lujo en la casa alemana ha supuesto un golpe de efecto a las ventas del SL, y forzar a éste último para que compita en un mercado donde se sienta más cómodo, parece la mejor opción.

Relacionado