Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Alfa Romeo MiTo TCT 135 caballos (parte 2)

0

Una vez hemos terminado de hablar de algo tan importante como la estética de un vehículo tan deportivo y atractivo como el Alfa Romeo MiTo TCT o de un interior de alto carácter deportivo, algo que ya hicimos en la primera parte de esta peculiar prueba, toca el turno de hacer lo propio con alto tan importante como su comportamiento en carretera, consumos, precios, equipamiento…

Sin más, pasaremos a desgranar los entresijos mecánicos más ocultos de un pequeño vehículo como el MiTo, un compacto de dimensiones reducidas que si por algo destaca es por sus 4.06 metros de largo, 1.72 metros de ancho y 1.45 metros de altura, quizás medidas más que contenidas que pueden volverse muy divertidas si nos centramos en sus 135 caballos y 1.210 kg de peso

Mecánica y comportamiento

 

Mecánicamente estamos ante un bloque gasolina de 1.4 litros de cilindrada con tecnología MultiAir, algo que viene a significar que monta un sistema electrónico para el sincronizado de válvulas totalmente variable, un complicado sistema que gracias a un turbocompresor es capaz de ofrecer 135 caballos y 230 Nm de par máximo

Una potencia más que interesante que es transmitida al eje delantero a través de una compleja caja de cambios automática de seis velocidades y doble embrague asociada a un diferencial delantero electrónico, Q2 en Alfa Romeo, que haces las veces de un autoblocante. Precisamente en llegados a este punto me gustaría hablarte del cambio automático TCT, una nueva versión diseñada para competir con los DSG de Volkswagen para la que Fiat registró nada menos que 23 nuevas patentes.

Concretamente el cambio fue desarrollado por FPT (Fiat Powertrain Technologies) en base a dos cambios situados en paralelo, cada uno con su embrague que permite seleccionar la marcha sucesiva mientras la anterior aún está acoplada, tecnología que ofrece una sensación de mayor confort y deportividad gracias a su mayor velocidad en el cambio de marchas y a que mantienen la potencia casi en su totalidad.

Otra ventaja de este cambio es que su arquitectura de doble embrague en seco Dry que garantiza un grado de eficiencia mucho mayor comparando este cambio con los típicos de doble embrague en aceite Wet, ya que estos últimos producen pérdidas por roce viscoso además de tener un peso considerablemente mayor

Gracias a todo este complicado sistema se ha conseguido que el nuevo Alfa Romeo MiTo TCT sea capaz, entre otras cosas, de acelerar de 0 a 100 km/h en 8.2 segundos con una velocidad punta de 207 km/h ofreciendo a su vez un consumo medio homologado de, según el ordenador de nuestra unidad, de 5.9 litros/100 km en el ciclo mixto mientras que el en carretera se contuvo en los 4.9 litros/100 subiendo en ciudad hasta los 7.6 litros/100 km

Una vez nos montamos en el MiTo TCT lo primero en lo que nos fijamos es precisamente en unas suspensiones de marcado carácter deportivo, sobre todo en cuanto a recorrido y dureza. Por otro lado, y aunque de funcionamiento general más que satisfactorio, encuentro muy mejorable el funcionamiento general tanto del cambio automático como del sistema Start&Stop, un sistema un poco lento y para el que tendrás que ser más que previsor.

Como decía el funcionamiento general del vehículo es sumamente bueno, sobre todo si pretendes circular con él por autopista donde quizás lo que más nos haya sorprendido haya sido la escasa rumorosidad de su habitáculo o una estabilidad realmente llamativa. Por ciudad o tramos revirados se comporta relativamente bien, digamos que más o menos neutral. Ahora bien con el DNA la cosa cambia, y mucho.

Con DNA me quiero referir a ese pequeño selector que hay situado por delante de la palanca de cambios, un selector con el que podrás ajustar el comportamiento del vehículo según el estado del asfalto o lo que quieras divertirte. En modo All-Weather “A” se intenta maximizar la adherencia, básico para asfalto húmedo e incluso nevado mientras que en modo Normal “N” el vehículo vuelve a ser, tal y como lo he definido antes, neutral.

Por el contrario, cuando seleccionamos el modo Dynamic “D” el MiTo literalmente se transforma, la dirección se endurece, la respuesta del acelerador es mucho más sensible, el ESP es más permisivo y curiosamente se activa un curioso sistema de ayuda al contravolanteo, es decir, un sistema que ayuda al conductor en la dirección adecuada ante un deslizamiento de la parte trasera.

Como colofón, destacar el comportamiento del diferencial electrónico Q2, diferencial que queda patente en situaciones como al acelerar en la salida de una curva frenando la rueda interior anulando consigo la pérdida de adherencia de dicha rueda. Sin lugar a dudas uno de los vehículos más divertidos que puedes comprar hoy día. Personalmente de los más divertidos junto con el Abarth 500 (parte 1, parte 2) de los que ha podido probar últimamente

Equipamiento

 

En cuanto al equipamiento del vehículo destacar, antes de nada, que estamos ante un pequeño compacto capaz de conseguir en su momento las 5 estrellas en el test de seguridad de la EuroNcap gracias a incorporar airbags frontales, laterales y de cabeza tanto para el conductor como para el pasajero. Elementos que se unen a los denominados ESP, DST, VDC ABS, ASR…

Por otro lado tenemos que destacar que estamos ante el acabado Distinctive, el acabado tope de gama lo que se traduce en un equipamiento más que atractivo y completo en el que aparte de grandes medidas de seguridad se incluyen elementos como luces diurnas, faros antiniebla, retrovisores eléctricos calefactables, volante multifunción, ordenador de a bordo, stop&star, parasoles iluminados, guantera refrigerada, salida de escape cromada, radio CD/MP3 con ocho altavoces…

Ahora bien, si lo que deseas es que tu vehículo se parezca al que ves en las fotos una vez más tocará recurrir a los tan temidos “extras” ya que por ejemplo la pintura azul tiene un sobrecoste de 475 euros, instrumentación sport (51 euros), cruise control (168 euros), faros bixenón (813 euros), volante multifunción (152 euros), sensor trasero de aparcamiento (315 euros), climatizador bizona (407 euros) reposabrazos (91 euros), tapicería sport (203 euros), alfrombras (51 euros), retrovisores metálicos (102 euros), paragolpes trasero deportivo (305 euros), pedales en aluminio (152 euros), llantas de aleación sport (712 euros), navegador (1.982 euros) y blue&me (335 euros)

Precios y Conclusiones

 

De serie, el Alfa Romeo MiTo TCT de 135 caballos actualmente se puede adquirir por 21.045 euros, precio al que has de sumar todos los extras que a tu juicio consideres indispensables. Por ejemplo nuestra unidad de pruebas rozaba por poco los 27.500 euros, un precio más que competitivo siempre que lo comparemos con los rivales de marcado carácter Premium con lo que compite este Alfa Romeo

Si buscas un vehículo con cambio automático de aspecto juvenil y de marcado carácter deportivo con el que pasar buenísimos ratos sin lugar a dudas uno de los vehículos que deberías tener muy en cuenta es esta precioso juguete con ruedas, sobre todo cuando su DNA está en modo Dynamic.

Prueba Alfa Romeo MiTo TCT 135 caballos

Fotos: SMJ

Si te interesa esta noticia...