Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Audi S3 Sportback 2.0 TFSI de 300 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión)

1

Prueba: Audi S3 Sportback 2.0 TFSI de 300 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 1

Seguimos con la redacción de la segunda parte la prueba que estamos realizando sobre uno de los compactos más potentes, famosos y atractivos del mercado, un compacto que vuelve para demostrar cómo Audi es capaz, sin necesidad de desvelar sus verdaderas intenciones, de fabricar uno de los vehículos más rápidos y capaces del segmento.

Mientras esperamos la llegada o no de esos Audi S3 Plus o Audi RS3 intentaremos disfrutar todo lo posible del vehículo que ves en pantalla. Como siempre, comentarte que en esta parte nos centraremos en el equipamiento, comportamiento y conclusión de la prueba mientras que, para temas como el exterior, interior o mecánica deberás pasarte por la primera parte de la prueba.


Prueba: Audi S3 Sportback 2.0 TFSI de 300 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 1

Equipamiento

De serie el Audi S3 destaca por la gran dotación en cuanto a equipamiento incluido de serie, un ejemplo es el apartado de seguridad donde el compacto destaca por sus múltiples airbags de todo tipo, alarma antirrobo, cierre centralizado con cierre y apertura desde el mando, control automático de la velocidad, dirección progresiva, sistema start-stop, freno de establecimiento eléctrico, audi drive select, sistema de información al conductor en color, programa de eficiencia, suspensión deportiva…

Como puedes ver, en cuanto al equipamiento de seguridad hay que reconocer que el Audi S3 está bien dotado, aunque el listado es mucho más amplio de lo que puedas imaginar, estéticamente encontramos llantas de aleación de 18 pulgadas, paquete deportivo, pilotos LED, regulación automática del alcance de las luces, sensor de luz y lluvia, volante deportivo S, climatizador automático, elevalunas eléctricos, paquete portaobjetos, paquete interior no fumador, anclajes ISOFIX, asientos delanteros deportivos, sistema multimedia con bluetooth y 8 altavoces pasivos…

Prueba: Audi S3 Sportback 2.0 TFSI de 300 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 1

Comportamiento

Al fin llegamos a la parte de la prueba que personalmente más me gusta y me divierte, precisamente porque es la parte donde, al fin, nos ponemos al volante de uno de los compactos más interesantes, potentes y completos que puedes adquirir hoy día, un vehículo que principalmente me sorprendió precisamente por lo silencioso que puede llegar a ser o directamente por ofrecer unos consumos relativamente aceptables tirando a bajos para un modelo cuyo motor homologa 300 caballos.

Lo primero que seguro te llamará la atención de este vehículo es directamente el arranque, un sonido ronco que emana de las dobles salidas de escape, mucho más ronco cuando más frío está el motor. Una vez está el coche en marcha y sin necesidad alguna de moverte del sitio ya tendrás muy claro que estás ante un vehículo que se sitúa a medio camino entre lo que entendemos como un compacto común y un superdeportivo de prestaciones bastante altas, personalmente, un GTI elevado a la enésima potencia.

Una vez todos los reglajes están en su punto óptimo, configuración del Audi Drive Select en modo eficiente, nos disponemos a hacer un largo viaje por autovía que, una vez más, nos llevará al sur de la península. Tal y como esperábamos, los primeros compases son muy fluidos y nada hace pensar que estamos conduciendo un vehículo de tanta potencia y capaz de tanto salvo por algún que otro acelerón más brusco de lo normal para adelantar a algún vehículo despistado o incorporarnos a alguna carretera.

Prueba: Audi S3 Sportback 2.0 TFSI de 300 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 1

El viaje es más que tranquilo y la dieta de adelgazamiento que ha sufrido esta generación, 60 kg menos respecto al anterior S3, se nota y mucho sobre todo en los consumos ofreciendo una media de unos 8 litros/100 km. Sin lugar a dudas un dato que personalmente me dejó bastante perplejo, nada más lejos de la realidad, cuando empezamos a pedir más y más es cuando el consumo parece dispararse pero… ¿a quién puede importar cuando te lo estás pasando tan bien?.

Llegamos a la parte de la prueba donde el Audi S3 debe demostrar de qué es capaz en un buen puerto de montaña. ¿Será lo suficientemente rápido?, ¿se fatigará rápido?, ¿cómo responderá el equipo de frenos? ¿y a nivel estructural? Como respuesta rápida a todas estas preguntas te diré que el coche es fantástico, sobre todo porque no exige al conductor unas manos demasiado prodigiosas para no llevarse un buen susto.

En primer lugar tenemos un motor muy progresivo aunque hagamos verdaderas animaladas con el acelerador, en segundo lugar el funcionamiento del cambio automático vuelve a ser ejemplar mientras que el sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas Quattro puede lidiar con cualquier insinuación de la carrocería. Si después de todo esto todavía somos demasiado “animales” al volante, actúa el ESP para ponerlo todo bajo control.

Sin lugar a dudas momentos más que divertidos al volante de un vehículo cuyo funcionamiento es más que ejemplar. Lo mejor de todo es que sin llegar a ser el más rápido o el más potente dentro del segmento donde compite, es muy cierto que la sensación de seguridad y confiabilidad es mucho mayor que en el resto.

Prueba: Audi S3 Sportback 2.0 TFSI de 300 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 1

Conclusión

Llega el momento de despedirnos y, como es habitual en todas nuestras pruebas, antes de la galería de imágenes final, voy a intentar comentarte todas las conclusiones que he obtenido tras probar el vehículo que ves en pantalla durante una semana al completo.

En primer lugar hemos de dejar claro que estamos ante un vehículo exclusivo, tanto como el precio al que está a la venta en España, 42.800 euros para la versión de tres puertas o 44.320 euros para el modelo de Sportback o cinco puertas. Por este precio, hemos de hablar de prestaciones ya que, como comentamos en la primera parte de la prueba, estéticamente salvo por unos cuantos detalles el vehículo es idéntico a un Audi A3 equipado con paquete S-Line, algo que personalmente no termina de convencerme.

En segundo lugar hemos de hablar de prestaciones, un compacto de 300 caballos que se hace sentir y sobre todo te deja disfrutar como ningún otro gracias a su capacidad de aceleración, el funcionamiento del cambio automático y la tracción a las cuatro ruedas. Gracias a todo esto he de reconocer que no hace falta ser un conductor muy habilidoso para conseguir buenos tiempos y disfrutar en cualquier tramo.

Ahora bien, si lo que quieres es el mejor compacto aquí hay que discrepar, es uno de los mejores, te permite disfrutar como ninguno, pero no es el mejor. Mercedes tiene a la venta el A45 AMG (prueba), un vehículo que con sus 360 caballos quizá juegue en otra liga, por otro lado BMW a día de hoy tiene el M135i (parte 1, parte 2), un compacto cuyo paso por curva y funcionamiento, al menos personalmente, me pareció más completo y mejor.

Prueba: Audi S3 Sportback 2.0 TFSI de 300 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 1

Prueba Audi S3


Fotos: SMJ

Relacionado