Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC (diseño, habitáculo, mecánica)

0

La actual generación del Mercedes Clase C llegó a nuestro mercado el año pasado, y fue una de las novedades más importantes de la marca. Pese a la irrupción cada vez más evidente de otro tipo de carrocerías que han trasladado a un segundo plano a las tradicionales berlinas, todavía hay marcas como Mercedes Benz que se esfuerzan en subir cada vez más el listón de este segmento.

Para la prueba de esta semana hemos tenido la ocasión de contar con la versión 220  BlueTEC, que con un propulsor diésel de 170 CV de potencia se postula como la opción más demandada en nuestro mercado. Muchas son las novedades que trae consigo esta nueva generación de la Clase C, que pasaremos a detallar a lo largo de esta prueba, que como es habitual dividiremos en dos entregas.

Diseño

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 2

Tras varias décadas en las que el diseño nunca fue el plato fuerte de Mercedes, hace ya unos años que los de Stuttgart apostaron por un cambio de rumbo que ha supuesto que los lanzamientos más recientes cuenten con una línea mucho más personal y deportiva que la de antaño, hasta el punto de que, a mi parecer claro está, este Clase C es en la actualidad la berlina con el diseño más atractivo del mercado.

Sus dimensiones son de 4,68 metros de largo, 1,8 metros de ancho y 1,44 metros de alto. La distancia entre ejes es de 2,84 metros.

En su frontal destaca una prominente parrilla donde descansa un gran logo de la marca –salvo en la versión exclusive que se ubica en el tradicional emplazamiento sobre el capó-. A ambos lados se encuentran los grupos ópticos, con dos proyectores LED y una tira de la misma tecnología que aportan un aspecto muy moderno y tecnológico.

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 5

Nuestra unidad contaba con el acabado exterior AMG Line, por lo que el modelo que ves en las fotos cuenta con un kit de carrocería deportivo y la altura rebajada con respecto a la versión normal. El primer lugar donde se aprecia es en la zona baja del paragolpes delantero, donde un añadido cromado remata una zona protagonizada por tres grandes entradas de aire.

El vértice de las ópticas delanteras es el punto de partida de una marcada nervadura que, con una tendencia descendente, va a recorrer buena parte del lateral de este Mercedes. Esta  línea, junto con otra opuesta que recorre la zona baja de las puertas son las encargadas de dotar de dinamismo a un lateral que destaca por unas bonitas llantas de cinco palos y 18 pulgadas.

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 6

La línea del techo comienza su descenso justo a la altura de los ocupantes traseros, y se funde con la tapa del maletero que en su tramo final vuelve a elevarse ligeramente. Los pilotos traseros también cuentan con tecnología LED, y su dibujo es fácilmente reconocible por la noche. La zaga se remata con un difusor a dos colores a cuyos lados se han colocado dos embellecedores cromados que simulan las salidas de escape, que permanecen ocultas.

Habitáculo

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 4

Al abrir la puerta del Clase C lo primero que llama la atención es su ligereza, ya que este y otros elementos de la carrocería están construidos en aluminio, lo que ha permitido rebajar el peso en hasta 100 Kg con respecto a la anterior generación de esta berlina. El habitáculo es una perfecta continuación de los trazos suaves y fluidos de la carrocería, que logra un perfecto equilibrio entre elegancia y deportividad.

La calidad de los materiales  y ajustes es muy buena, y existe una diferencia palpable entre estos y los de, por ejemplo, el CLA. Los asientos son cómodos y recogen bien el cuerpo. No es difícil encontrar una postura cómoda al volante y se pueden recorrer grandes distancias sin que el cuerpo se resienta. El volante de tres radios es atractivo y su grosor óptimo. Cuenta con multitud de controles para manejar diversas funciones del coche, aunque su respuesta no es del todo buena y algunos había que pulsarlos con demasiada fuerza para que actuaran.

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 9

Tras el volante encontramos un completo cuadro de instrumentos, con las esferas de velocidad y revoluciones del motor entre las que se encuentra una pantalla a color de 5,5 pulgadas que nos da una completa información sobre la marcha engranada, el ordenador de a bordo, el sistema multimedia o las indicaciones de navegación.

En la zona central del salpicadero observamos un diseño limpio y con muy pocos botones. El material negro brillante de esta zona es atractivo, pero no tarda en acumularse la suciedad y las marcas de los dedos que lo manipulan. Lo más destacado es la gran pantalla que se sitúa en la zona más alta del salpicadero, que puede ser, como en nuestro caso, de hasta 8,4 pulgadas si va asociado al completo sistema  multimedia COMAND Online –3.357 euros-.

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 8

Todas las funciones de la pantalla se controlan desde un bonito mando situado en la consola central. Este control se puede manejar con una ruleta o bien desde un panel táctil. Me ha resultado más cómodo manejarlo todo desde la ruleta porque la respuesta táctil de la parte superior es bastante mejorable, y porque en marcha es más cómodo apoyar la mano en esa parte para usar la ruleta de forma más precisa. Las posibilidades del sistema multimedia son enormes, y los menús están bien estructurados aunque requieren de un pequeño tiempo de adaptación para poder explotar todas sus opciones.

Las plazas traseras son amplias y cuentan con espacio de sobra para que dos adultos de estatura superior a la media viajen con total comodidad. Aunque homologa tres plazas en esta segunda fila, la banqueta está pensada únicamente en los ocupantes de las plazas exteriores. Un eventual pasajero de la plaza central se las tendrá que ver con un respaldo duro diseñado para convertirse en un apoyabrazos y un elevado túnel de transmisión que le impedirá colocar los pies con comodidad.

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 7

El maletero tiene una capacidad de 480 litros repartidos en un espacio bastante regular y aprovechable, salvando el inconveniente de una boca de carga estrecha, como en la mayoría de carrocerías de cuatro puertas. Los huecos de los lados se han aprovechado instalando unas redes de sujeción para la carga y también cuenta con ganchos para colgar bolsas.

Mecánica

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 3

El motor equipado en la versión 220 BlueTEC no es otro que el boque diésel turboalimentado de 2,2 litros y cuatro cilindros dispuestos de forma longitudinal que ofrece una potencia de 170 CV entre las 3.000 y las 4.200 RPM y un Par de 400 Nm entre las 1.400 y las 2.800 RPM.

Asociado a este propulsor, el Mercedes C 220 acelera de 0 a 100 en 7,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 233 km/h. El consumo medio homologado para esta versión es de 4,3 litros por cada 100 Km.

Prueba: Mercedes Benz C 220 BlueTEC  (diseño, habitáculo, mecánica) 10

La potencia es llevada hasta las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática de siete velocidades denominada 7G-TRONIC PLUS, que tiene un sobrecoste con respecto a la manual de seis velocidades de 2.928 euros. Es de tipo convertidor de Par, y su funcionamiento se controla desde una pequeña palanca situada tras el volante, aunque también permite su accionamiento mediante levas.

La suspensión es independiente en ambos ejes y los cuatro frenos son de disco. Al contar con el acabado AMG Line, nuestra unidad contaba con los discos delanteros perforados además de ventilados. En la segunda parte de la prueba tendremos ocasión de comprobar como se comportan todos estos elementos mecánicos en nuestra habitual prueba de conducción.. No faltará el repaso a su listado de precios y equipamientos para nuestro país.

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Relacionado