Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica)

0

Dentro de nuestra sección de pruebas no podía faltar el análisis a uno de los coches más atractivos del panorama actual. Un vehículo con el que la firma alemana Mercedes-Benz ha dado en el clavo, aprovechando la plataforma del también innovador Clase A, pero con una carrocería impactante, que ha conseguido crear un antes y un después dentro de las berlinas compactas.

Este coche no es otro que el Mercedes CLA, una versión de tres cuerpos del compacto Clase A, que toma prestado el dibujo de la carrocería del popular CLS, que consiguió revolucionar el mercado hace más de diez años.

Este diseño deportivo y desenfadado, unido a unos precios de venta razonables –desde 31.650 euros-, tiene como objetivo atraer a ese grupo de jóvenes clientes que nunca se habían planteado la compra de un Mercedes, ni por estética ni por precio.

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 5

La versión que hemos tenido ocasión de probar es una de las más interesantes del catálogo, con un motor diésel de 4 cilindros y 177 CV de potencia asociado a una caja automática de doble embrague denominada 7G-DCT. Es una de las dos variantes de gasóleo disponibles, por encima del 200 CDI de 136 CV.

Si a todo esto le sumamos el acabado AMG Line que presenta nuestra unidad de pruebas tendremos como resultado un explosivo cóctel que hemos disfrutado a lo largo de esta prueba que dividimos en dos partes. En esta primera les toca el turno al diseño, el habitáculo y la mecánica.

Diseño

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 2

La estética es sin duda el plato fuerte del CLA, y motivo de elogio para los diseñadores de Mercedes que lo han sacado a la luz. Partiendo de la base de un compacto, los de Stuttgart no solo han conseguido una buena integración del tercer volumen para transformarlo en berlina, sino que además lo han dotado de una estética coupé que lo convierte en único en su especie.

Viajar por su trabajada carrocería es hacerlo por un espacio en el que las líneas rectas no tienen cabida, y en donde es imposible encontrar un solo rincón que no nos invite a detenernos para observar sus detalles. Es un coche difícil de catalogar que ha roto con lo establecido gracias a un perfecto equilibrio entre elegancia y deportividad.

Sus dimensiones son 4,63 metros de largo, 1,77 metros de ancho y 1,43 metros de alto. La distancia entre ejes es igual a la del Clase A –2,69 metros-.

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 7

Su parte más llamativa es el frontal, con una mirada desafiante, perfilada por las tiras de LED que adornan sus ópticas y hacen las veces de luz de circulación diurna. Entre los faros se sitúa una enorme parrilla que da cabida a la estrella de tres puntas sobre un fondo de puntos cromados situados de forma concéntrica.

La parte baja del frontal está ocupada por tres entradas de aire, dos a los lados y una central que sirve para refrigerar el radiador. Bajo ellas, un splitter pintado del mismo color que la carrocería, que se lleva bastante mal con los bordillos altos.

La agresiva línea es transportada hacia el lateral gracias a marcadas nervaduras que nacen en el capó y en el vértice de las ópticas delanteras. Una vez en lateral, esa línea descendente se combina con otra contraria que discurre por el bajo de las puertas. Desde esta vista, podemos apreciar como la línea de techo y ventanillas –que carecen de marco tanto delante como detrás- van cayendo suavemente hasta fundirse con el tercer volumen, que toma la forma de un pequeño alerón al final de la tapa del maletero.

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 6

Nuestra unidad equipaba unas llantas de aleación de cinco palos dobles que forman parte del acabado AMG Line -2.230 euros-, y que contrastan el cromado con el negro, a juego con el techo solar -1.259 euros-, los retrovisores y las lunas a partir del pilar B que son del mismo color.

La zaga también presenta un diseño muy personal, con pilotos de corte horizontal que cobran protagonismo en la noche, cuando su tecnología LED le aporta un toque distintivo que lo hace reconocible a la distancia. Con el acabado AMG Line, el paragolpes trasero incluye unas salidas de aire horizontales en los extremos y una doble salida de escape rectangular muy deportiva.

Habitáculo

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 3

En términos de espacio, el CLA es calcado al Clase A en las plazas delanteras, con el que comparte el diseño, pero a partir del pilar central, la caída del techo hace que las plazas traseras sean algo comprometidas si sus ocupantes superan el metro ochenta. A esto hay que sumarle que el acceso a esas plazas no es del todo cómodo, pese a contar con cuatro puertas, y que la banqueta homologa espacio para tres ocupantes, pero está diseñada pensando solo en dos.

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 9

No obstante, el espacio para las rodillas es bueno, y desde esas plazas se puede disfrutar de las vistas que proporciona el techo solar de gran tamaño, que cuenta con una cortinilla de accionamiento eléctrico que en nuestro caso hacía un ruido muy molesto al recogerse.

El puesto de conducción es bueno y de corte deportivo; los múltiples reglajes eléctricos con memoria hacen que sea fácil encontrar la postura ideal. Una vez colocados, los asientos deportivos con reposacabezas integrados harán que no nos movamos ni un ápice del sitio gracias a una excelente sujeción lateral.

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 10

El tacto y tamaño del volante –con costuras rojas- es perfecto, así como la posición y funcionamiento de los mandos situados en la puerta y en la consola central, que dan una gran sensación de calidad. No se puede decir lo mismo del espacio que tradicionalmente ocupa la palanca de cambios, que en caso del CLA con cambio automático está destinado a dos huecos portaobjetos construidos en un plástico de aspecto barato.

Los cromados se han repartido con gusto por elementos del interior como los tiradores de las puertas, el volante, la radio y las modernas salidas de aire circulares. El salpicadero lo preside una pantalla a color que muestra toda la información relativa al navegador, sistema multimedia y opciones del vehículo. La posición es perfecta para no distraer mucho al conductor, pero la opción de no integrarla de ninguna manera en el diseño del salpicadero es algo que no me termina de convencer.

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 8

El interior en general tiene un aspecto realmente deportivo, y es el complemento ideal para su rompedora estética. Los más habituados a la marca alemana notarán unos materiales y acabados ligeramente inferiores a lo que están acostumbrados, pero lo suficientemente buenos como para considerarlo dentro del segmento Premium.

El espacio del maletero queda fijado en unos correctos 470 litros de capacidad, de formas algo irregulares aunque aprovechables. La boca de carga es estrecha, y la tapa del maletero se abre de forma automática aunque demasiado violenta.

Mecánica

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 4

El propulsor diésel equipado en el CLA 220 CDI es un 4 cilindros turbo colocado de forma transversal con una cilindrada de 2,143 cm3. Tiene una potencia de 170 CV entre las 3.400 y las 4000 RPM y 350 Nm de Par entre las 1.400 y las 3.400 RPM.

Estas cifras le permiten una aceleración de 0 a 100 en 8,2 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h, todo ello homologando un consumo medio de 4,2 litros a los 100. En mi opinión es un propulsor ideal para un vehículo de las proporciones y peso –algo más de 1.500 Kg– del Mercedes CLA.

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 11

Asociado a este motor únicamente está disponible la caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades 7G-DCT, que tiene un funcionamiento satisfactorio en cualquier circunstancia, aunque con reacciones algo bruscas cuando se realizan maniobras a baja velocidad. Permite ser accionado desde las levas situadas detrás del volante, y como un buen cambio de doble embrague tiene la comodidad del cambio automático sin renunciar a las sensaciones del manual.

Como bien sabrás, al estar derivado de la berlina Clase A, se trata de un modelo con tracción delantera, con los defectos y virtudes que ello lleva aparejado, y que podremos estudiar con detenimiento en la segunda parte de la prueba.

Prueba: Mercedes Benz CLA 220 CDI AMG Line (diseño, habitáculo, mecánica) 12

La suspensión es independiente en ambos ejes, y el sistema de frenado tiene una capacidad excelente, lo que aporta un plus de control y seguridad que se agradece bastante en conducción deportiva.

En la segunda entrega de la prueba haremos un recorrido por el equipamiento y precios del CLA en nuestro país, así como un exhaustivo análisis para comprobar de primera mano de lo que es capaz este conjunto mecánico cuando lo enfrentamos a distintas situaciones del día a día, y de si la deportiva estética tanto interior como exterior tiene su reflejo en el comportamiento de este acaparador de miradas.

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Fotos nocturnas: |Guillermo H. Moreno|

Si te interesa esta noticia...