Motor, competición y nuevos lanzamientos

El SUV de Rolls-Royce continúa tomando forma

0

El proyecto que Rolls-Royce tiene entre manos es posiblemente el más importante en toda la historia contemporánea de la marca, y no es para menos. Porque el “Proyecto Cullinan“, como así lo denominan de manera interna, es el hecho de construir por primera vez en la historia de la marca un todoterreno urbano, un SUV con mayúsculas que vaya más allá del Bentley Bentayga y que realce todos los valores y capacidades dinámicas de la firma británica en un concepto y segmento donde nunca antes han estado presentes. Y a fin de cuentas, es un proyecto de muy alta escala. Muy tedioso, y es aquí donde cada paso que se da, es de plomo.

Rolls-Royce ha confirmado que el diseño del SUV ha finalizado. Han cerrado el capítulo de la construcción y diseño del mismo y como tal, han fijado elementos clave como las líneas básicas, aspectos vitales y exteriores, ópticas, defensas… esta fase, a salvo de pequeños puntos concretos, está cerrada y con la vista puesta en el inicio de rodaje y de pruebas de desarrollo.

El SUV británico será doce cilindros… y nada más
14-2014-rolls-royce-wraith-geneva

Uno de los aspectos más interesantes y desconocidos hasta la fecha es saber si Rolls-Royce apostará por utilizar un bloque de ocho cilindros de origen BMW o si directamente apostarán todo por el icónico V12 de la marca, y es muy posible que sea esto último lo único que suceda. No obstante, hay muchas posibilidades de que haya una versión híbrida que porte además del motor de doce cilindros, uno o dos motores eléctricos que sirvan para dar tracción total y dicho sea de peso, reducir las emisiones contaminantes y el consumo de carburante. Previsto para debutar y llegar a las calles en 2018, durante este año y sobre todo en 2017, lo veremos rodando por las calles pero eso sí, con un alto nivel de camuflaje.

Relacionado