Tracción integral con reparto vectorial del par para el nuevo Opel Insignia Grand Sport

0

Hace algunas semanas pudimos conocer la nueva generación del Opel Insignia, que supone un profundo cambio en muchos aspectos y del que ya nos venía la firma alemana retroalimentando nuestra curiosidad meses atrás con fotos oficiales de los prototipos circulando camuflados o desvelándonos algunas de las tecnologías que equiparía. Además, un hito también no menos importante dentro del modelo es la gran reducción de peso conseguida, de hasta 175 kg en el mejor de los casos, 60 de ellos correspondiendo a la carrocería.

Opel anunció, junto con la caja manual de seis velocidades, una caja automática de tipo convertidor de par con ocho relaciones producida por Aisin. Sabíamos, además, de la existencia de un nuevo sistema de tracción total que estrenaría y del que hoy hemos conocido todos sus detalles: Opel deja de lado en el Insignia aquel sistema de tracción con embrague multidisco apostando por uno mucho más avanzado y efectivo.

Se trata de un sistema de tracción desarrollado por GKN Driveline y que cuenta además con reparto vectorial de par, pero no con el sistema tradicional, sino con un sistema formado por dos embragues accionados hidráulicamente, un sistema similar al que podemos encontrar, por ejemplo, en el Ford Focus RS o Range Rover Evoque y que permite repartir de manera independiente el par en cada rueda, logrando de esta forma mejorar la efectividad del coche sobre el asfalto en todo tipo de condiciones climatológicas. Este sistema de tracción sólo estará disponible, al menos, en primera instancia, con la caja de cambios manual.

Tracción integral con reparto vectorial del par para el nuevo Opel Insignia Grand Sport

Este sistema logra que se envíe más par a la rueda exterior en curvas cerradas, introduciendo el giro sobre el eje vertical (rotación), logrando de esta manera más precisión y respondiendo mejor ante las órdenes del conductor. Para controlar la distribución del par, la electrónica del coche tiene en cuenta aspectos como el ángulo de giro del volante, posición del acelerador o incluso el estado de la carretera, logrando de esta forma amortiguar el efecto rotacional.

No faltará tampoco un selector de modos, donde el modo “Tour” logra un gran efecto de amortiguación, ofreciendo así un comportamiento más neutro, mientras que el modo “Sport” reduce el efecto de amortiguación y logr aun comportamiento más deportivo.

Si te interesa esta noticia...

Update CMP