Motor, competición y nuevos lanzamientos

Un vistazo al BMW Serie 1 sedán

0

El BMW Serie 1 sedán está destinado a situarse como uno de los pilares básicos en la gama de los cuatro puertas de la firma bávara. Será el sedán más pequeño de la casa y con el paso de los años podría igualar o incluso desbancar al Serie 3 en número de ventas al menos, en Europa. Será el primer cuatro puertas de la firma alemana que portará tracción delantera y como tal, un coche que desde el primer momento captará miles de ventas sobre todo, en el viejo continente.

En MotorAdictos os hemos hablado en numerosas ocasiones del Serie 1 de tercera generación -aún en proceso- y por supuesto del Serie 1 sedán, que lo veremos mucho antes. Ambos estarán constituidos por la plataforma UKL desarrollada por MINI y BMW y que ya ha hecho acto de presencia en modelos como el Serie 2 Active Tourer. En el caso del Serie 1 sedán será la primera vez que lo veamos en un coche más lineal en la filosofía bávara y con un amplio espectro de ventas entre los compradores fieles de la marca desde hace ya años. Porque no nos engañemos, el Serie 2 Active Tourer es un monovolumen donde la tracción delantera ha sido un rotundo éxito, pero la prueba de fuego estará en el Serie 1 sedán. Por supuesto, pensando en precios, capacidades dinámicas y que será un rival muy fuerte tanto para el Mercedes CLA como para el Audi A3 sedán, no puedo dudar ni un segundo en que no vaya a ser un éxito portentoso. 

Una amplia gama de motorizaciones y tracción total disponible

Un vistazo al BMW Serie 1 sedán 1

El BMW Serie 1 sedán contará con una gran variedad de motores que destacarán por los propulsores de 3 cilindros, tanto gasolina como turbodiésel. Tanto en el apartado diésel como gasolina, los 3 cilindros partirán de 1.5 litros de cilindrada y una potencia de 116 y 136 caballos, respectivamente. También habrá cabida para versiones mucho más potentes y que darán más de un quiebro de cabeza a los de la marca de la estrella, destacando el 2.0 litros Twin Power Turbo de gasolina y 4 cilindros con 231 caballos de potencia, una cifra muy contundente que será el tope de gama a excepción de una hipotética variante de M Performance, que no está confirmada pero que llegará sí o sí. Al menos, si en BMW quieren competir frente a frente con el CLA.

Será muy interesante ver, mínimo a partir del año que viene, un Serie 1 sedán bajo el rodillo de M Performance y viendo a ver hasta dónde llegarán, y poniendo límites certeros para no ser un rival inesperado del M3. Porque pensando en la tracción total como estándar para este modelo y con una potencia estimada de 350 caballos, la expectación será máxima. Y el purismo, lo dejaremos para otra ocasión.

Debutará este año

La marca alemana no ha confirmado expresamente en qué punto del año lo veremos, pero las informaciones más certeras hasta la fecha hablan del Salón del Automóvil de Fráncfort como lugar para presentarlo como coche de producción. Esto abre la puerta a una producción y pase a los concesionarios antes de las próximas navidades.

Ilustraciones: RM Design

Si te interesa esta noticia...