Motor, competición y nuevos lanzamientos

Vídeo: El sistema ‘Active Aero’ del Alfa Giulia, en funcionamiento

0

Desde que se presentara hace unos días el Alfa Giulia, no se ha hablado de otra cosa en todos aquellos lugares que tienen que ver con el automóvil. No es para menos, lo que Alfa nos puso en bandeja era la versión Quadrifoglio, la más potente, dotada de un V6 twin-turbo de 510 CV de origen Ferrari y con propulsión trasera o total, además de caja de cambios manual o automática. Aún más espectacular era el 0-100 km/h de 3,9 segundos que anunciaba.

Pero con semejante caballería, el Alfa Giulia necesita de un buen arsenal de componentes para poder ser una berlina realmente eficaz. Ya te desvelamos que su reparto de pesos entre ejes era de un 50%, que su construcción estaba realizada empleando materiales ligeros como el aluminio o fibra de carbono, además de la posibilidad de poder equipar frenos carbocerámicos, diferencial trasero con función Torque Vectoring…

Pero otra función que también nos llamó poderosamente la atención fue la aerodinámica activa de la que hacía gala (a través del sistema “Active Aero“). No es un sistema novedoso, hay marcas que ya lo comenzaron a emplear hace décadas, y en el caso concreto del Giulia lo que hace es que el labio inferior del paragolpes está controlado por una centralita electrónica que en función de la velocidad varía su posición para generar mayor o menor carga aerodinámica.

Relacionado