Motor, competición y nuevos lanzamientos

Vídeo: el nuevo BMW M5 rueda dentro y fuera de Nürburgring y se acerca al debut oficial

0

La nueva generación del BMW M5, la sexta ya en más de tres décadas, está a punto de debutar de manera oficial y en BMW ultiman todos los detalles para practicar y poner a punto el chasis bávaro en pruebas intensivas que cómo no, tienen lugar tanto en el circuito de Nürburgring, como en las inmediaciones y aledaños. Es interesante porque el nuevo BMW M5 es más que nunca una caja de sorpresas, y la expectación que hay en torno a las prestaciones y capacidades dinámicas son muy altas, más incluso de las que generó el actual M5 F10 por su incursión en el mercado con un uveocho turbo.

Pero, ¿por qué? Básicamente, la sexta generación del M5 dará paso a un antes y después en la marca, responderá a las necesidades de maximizar las prestaciones y los tiempos en circuito, y por ello la tracción total xDrive será estándar. Esto no es nuevo -ya os lo contamos-, pero cabe recordar que a pesar de la tracción xDrive, el piloto podrá conducirlo como si de un turismo de propulsión se tratase, gracias al sistema electrónico que es capaz de enviar toda la potencia al eje trasero.

Como apunte interesante, el nuevo BMW M5 no debutará de manera estricta hasta el Salón del Automóvil de Fráncfort, pero ojo, porque la marca alemana lo presentará de manera discreta y sin dar mucho flujo de información en las próximas semanas, antes del mes de agosto. La idea es generar expectación de cara al salón alemán, y parece que lo van a conseguir. Recordemos que, bajo el capó, el nuevo BMW M5 cuenta con un V8 Twin Turbo de 4.4 litros y con una potencia neta superior a los 600 caballos. Bastante más que la potencia registrada por el M5 F10, y en línea con rivales directos como el Audi RS6, o el Mercedes-AMG E 63.

Si te interesa esta noticia...