Bosch al rescate del diésel: Una nueva tecnología reduciría sus emisiones considerablemente

0

El escándalo “Diéselgate” además de suponer antes y un después en la industria, también, para muchos, supuso el principio del fin del diésel y los resultados a día de hoy son patentes, donde cada vez menos marcas apuestan por él (entre otras cosas, porque cada vez resulta menos rentable debido a la complejidad de la tecnología que llevan), aunque todavía hay alguna marca que resiste a ello.

Y en medio de esta tendencia latente, ha salido Bosch de por medio para romper una lanza y afirmar que sí que hay futuro para el diésel, zanjando el debate de la tecnología diésel, tal y como ha dicho expresamente el CEO de Bosch, Volkmar Denner, tal y como comunicó durante la conferencia de prensa anual de la compañía.

¿Cuál es ese hito con el que pretenden dar una inyección de vida a la tecnología diésel? Uno que reduce las emisiones de NOx a una décima parte del límite legalmente establecido, pero que además, pensando también en el futuro, se mantendrá por debajo de los límites que aterrizarán a partir de 2020 en el mercado. Estamos hablando de que en condiciones reales no emitirán maś de trece miligramos de NOx por kilómetro,siendo el límite legal en 2020 de 120 miligramos.

Según Bosch, la tecnología capaz de lograr este gran avance no requiere de componentes adicionales -que redundarían en mayores costes-, sino que cuentan con un avanzado sistema de gestión térmica que regula de forma activa la temperatura de gases del escape para de esta forma, el sistema de escape se mantenga caliente y funcione en un rango de temperatura estable a fin de poder moverse en estas horquillas de emisiones.

Bosch actualmente es proveedor de tecnología para motores diésel de las marcas de General Motors, Grupo FCA o Grupo VAG. La firma ha anunciado que ya está disponible y aunque no puede actualizarse, ya está disponible para ser incorporado a proyectos de producción.

 

Si te interesa esta noticia...