Brabus le pega un repaso al Mercedes-AMG GT S y lo deja en 600 CV

0

A las puertas del Salón de Fráncfort, Brabus ha soltado su obra más preciada que brillará allí con luz propia: el Mercedes-AMG GT S. Una de las últimas creaciones de la casa de Affalterbach que ahora recibe esa dosis de deportividad del preparador alemán en el que se mejoran múltiples aspectos, todo ello sin caer en estridencias ni modificaciones de dudoso gusto para el público en general.

¿Te parecían insuficientes los 510 CV que entrega de serie el modelo? Bien, con el paquete Brabus PowerXtra B40 – 600 la potencia de su V8 twin-turbo de 4 litros del GT S ha aumentado hasta los 600 CV a 6.400 vueltas con un par máximo de 750 Nm a 4.800 vueltas (es decir, 90 CV de potencia y 100 Nm de par adicionales). Esto se traslada a las cifras prestacionales reduciendo 0,2 segundos el 0-100 km/h con una velocidad máxima de 15 km/h hasta los 325 km/h.

Todo esto se acompaña de un escape cuádruple realizado en titanio (lo que asegura una máxima ligereza del conjunto), siendo un 40% más ligero que el de serie del modelo, y de forma simultánea, también optimiza la entrega de potencia de su V8. Para que no resulte molesto en viajes de larga distancia, está provisot de una serie de mariposas controlables desde el habitáculo para que el conductor pueda regular mejor el nivel de ruido.

mercedes-amg-gt-s-brabus-201523121_7

También se instalan unos muelles deportivos de Brabus que rebajan al altura en 15 mm, manteniendo la misma posibilidad de modificar electrónicamente el comportamiento de la suspensión desde el habitáculo.

¿Y qué hay de su estética?

Para su estética se han preparado una serie de mejoras realizadas en fibra de carbono en forma de un kit de carrocería que consiste en unos paragolpes más  agresivos, además de unas salidas de aire en las aletas delanteras de nuevo diseño, luces de posición LED integradas, alerón fijo sobre el portón trasero, difusor de nuevo diseño y finalmente unas llantas forjadas Monoblock F de 20 pulgadas en el eje delantero y 21 pulgadas en el eje trasero.

Su interior también recibe parte de carbono, además de pedalier en aluminio, tapicería en alcántara y cuero, levas realizadas en aluminio además de cómo no, el logotipo de Brabus.

Mercedes-AMG GT S

 

Si te interesa esta noticia...